La noche de los expresidentes

Varios expresidentes en el palco de San Mamés./Athletic club
Varios expresidentes en el palco de San Mamés. / Athletic club

Sólo Urrutia y Ugartetxe, que vive en Canadá, no acudieron a la invitación de Elizegi a acompañarle en su primer partido en el palco de San Mamés

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Aitor Elizegi quiso dar una potente imagen de unidad rojiblanca en el palco en su primer partido en San Mamés como presidente del Athletic. El empresario hostelero invitó personalmente a todos los que le precedieron en el cargo al partido ante el Celta. José Julián Lertxundi, José María Arrate, Fernando Lamikiz, Ana Urquijo y Fernando García Macua acudieron al duelo copero. Arroparon al nuevo dirigente desde la tercera fila de la zona noble del estadio.

No asistieron al palco ni el antecesor de Elizegi, Josu Urrutia, ni Ignacio Ugartetxe, que lleva años afincado en Toronto (Canadá). La ausencia del deustoarra causó extrañeza entre el nuevo equipo de gobierno. En una carta de despedida de año, el empresario hostelero tuvo un emotivo recuerdo hacia Urrutia. En la misma revista que se entregó a los espectadores se incluyeron dos páginas evocando la figura del anterior deportivo, José María Amorrortu, y otra con su carta de despedida del club.

Tampoco acudió a la zona noble el candidato que perdió las elecciones, Alberto Uribe-Echeverría, quien también había sido invitado por el vencedor de los comicios. La anterior junta, en todo caso, estuvo representada por su vicepresidente, José Ángel Corres. Otro exdirectivo, aunque de los mandatos de Lamikiz y Macua, que estuvo en el palco fue Fermín Palomar.

En el estreno en San Mamés de Elizegi, Unai Rementeria, el diputado general, se sentó a su izquierda. A su derecha estaba el presidente del Sevilla, José Castro. En el asiento contiguo se colocó el alcalde, Juan María Aburto.

El presidente de la Federación Vasca, Luis María Elustondo, tuvo asignado también un lugar de honor. El de la Vizcaína, Iñaki Gómez Mardones, no pudo acudir por un inoportuno proceso febril.

En el palco se sentó también el director deportivo del Sevilla, Joaquín Caparrós, entrenador de los rojiblancos en el partido que mejor recuerdo ha dejado a Elizegi, la semifinal de Copa ante el Sevilla ganada por los rojiblancos por 3-0 en 2009. En una entrevista con este periódico en campaña dijo que era el duelo que tiene grabado con más fuerza y se confesó un apasionado de los partidos de Copa o competición europea entre semana.

Segunda peor entrada

El de anoche lo fue. Y San Mamés lo notó negativamente porque ofreció la segunda peor entrada de la campaña. Se citaron 33.847 espectadores. El registro más bajo hasta el momento en el curso fue el estreno en esta misma competición ante el Huesca, con 25.360 aficionados.

En los diez partidos jugados esta campaña en San Mamés sólo en tres se han superado los 40.000 espectadores. Sucedió ante la Real Sociedad (46.684), Real Madrid (46.413) y Valladolid, en el último duelo del pasado año, (42.633).