Elizegi visita a la única peña rojiblanca en Huesca

Elizegi e Iribar se fotografían con varios peñistas en Huesca. /Fernando Gómez
Elizegi e Iribar se fotografían con varios peñistas en Huesca. / Fernando Gómez

El presidente del Athletic consideró por la mañana que una victoria marcaría «un antes y un después»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

«Ganar en Huesca marcaría un antes y un después en esta Liga». Aitor Elizegi, presidente del Athletic, valoraba este lunes para EL CORREO la importancia del duelo que su equipo disputó en el campo del Huesca. Un gol de penalti de Raúl García en la primera parte dio a los rojiblancos un triunfo que les coloca a una gran distancia del descenso, siete puntos por encima.

El presidente dedicó la mañana a visitar a hinchas rojiblancos aragoneses. A las 11.00 horas se citó con los miembros de la peña Amorrortu, de Zaragoza. A las 13.30 horas llegó junto a José Ángel Iribar, Manolo Delgado y las directivas María Tato y Begoña Castaño a la sede de la peña Don Javier, la única en Huesca del Athletic y fundada en 2008 como tributo a Clemente. Tiene 29 integrantes. Pablo Sistach, su presidente, recibió como obsequio del club una bandera personalizada e hizo firmar a Elizegi e Iribar en el libro de honor.

Al acto acudieron peñistas de Deusto, Bilbao, Zumarraga, Sestao, Amorebieta y San Juan de Luz. Elizegi resaltó ante ellos la importancia que tiene para el Athletic el apoyo que recibe de sus hinchas de fuera de Bizkaia. Los integrantes de la agrupación de Huesca le explicaron que han decidido comprar el local que usan de sede para que «quien sea del Athletic en Huesca tenga un sitio al que acudir», en palabras de su presidente, Pablo Sistach. La otra peña del Athletic en la provincia de Huesca está en Monzón.