El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, durante la rueda de prensa. / Borja Agudo

Elizegi desmiente a Alkorta y dice ahora que fue Llorente quien llamó a la puerta de Ibaigane

El presidente niega que hubiera una negociación, como reconoció el director deportivo, y confirma que varios jugadores pidieron su fichaje

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Una nueva versión, y contradictoria, del 'caso Llorente'. El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, ha desmentido este jueves a su director deportivo, Rafa Alkorta, que el martes reconoció que un día antes había iniciado contactos con el delantero riojano para ficharle a petición de futbolistas rojiblancos de peso en el vestuario. «Eso es mentira», ha asegurado el máximo dirigente rojiblanco a preguntas de los periodistas en una inaudita rueda de prensa en la que el máximo dirigente se mostró cortante, indignado en ocasiones ante las preguntas que le formulaban los periodistas. Elizegi ha sostenido que el club no contactó ni negoció con Llorente, sólo habló con él a instancias del propio futbolista. Según su relato, fue el jugador de Rincón de Soto, que tiene contrato con el Nápoles, quien «llamó a la puerta» del club para volver, y no al contrario como indicó el director deportivo. Rafa Alkorta explicó hace apenas dos días que habían sido futbolistas de peso en la primera plantilla los que habían pedido en la mañana del lunes el fichaje de Llorente, al que previamente habían consultado sobre su disposición a recalar en Bilbao y el sueldo que estaría dispuesto a cobrar. El director deportivo reconoció, además, que él mismo había hablado con el excampeón del mundo en Sudáfrica, al que le une una gran amistad, y que fue la junta directiva la que echó para atrás la contratación por «falta de consenso».

Nada que ver con lo que hoy jueves ha explicado Elizegi. «Las puertas de Ibaigane no se cierran de un portazo a nadie», «escuchamos a todo aquel que llama a nuestra puerta», ha insistido Elizegi, tenso y distante en sus respuestas -en hasta tres ocasiones ha instado a los periodistas a reformular sus preguntas-. El presidente ha querido recalcar que el Athletic ha fichado al jugador que era una «prioridad del club», en alusión a Álex Berenguer. Y que también se presentó una oferta por Javi Martínez. A pesar de la insistencia de los periodistas, el mandatario rojiblanco ha eludido aclarar cómo se dio marcha atrás a los contactos con Llorente y si había división en la junta directiva. El 'no' a traer al riojano fue mayoritario. Tampoco ha aclarado si él estaba de acuerdo en la contratación del delantero, que cumple 36 años en febrero.

El presidente sí confirmó que varios futbolistas habían reclamado la incorporación de Llorente. «Escuchamos a nuestros jugadores». «No conozco la opinión de todos ellos (los futbolistas), solo de algunos.   Conozco la de mis directivos, que es importantísima. Es la importante y la que mira por el club», insistió Elizegi.   Ante el revuelo desatado en los últimos días, el presidente reivindicó su papel y el de la junta en los últimos meses: «Seis meses intentado sacar al equipo del descenso y ocho gobernando con una pandemia mundial», ha reiterado en referencia a la crisis sanitaria y económica provocada por la Covid.

 Según ha reiterado el presidente rojiblanco, la dirección deportiva ha estado pendiente estos meses del mercado de verano de los posibles refuerzos del Athletic. «La dirección explora todas las posibilidades que tiene en el mercado de verano para reforzarse, y las pone sobre la mesa, y se valoran». De todas esas posibilidades había una, Berenguer, «en la que todos estábamos de acuerdo, y ese jugador está con nosotros», ha recalcado Elizegi, en explicación a que el 'caso Llorente' no era algo que se había planteado en la lista de refuerzos. De hecho, ha recordado que en la rueda de prensa previa al encuentro contra el Alavés, Gaizka Garitano dio por cerrada la puerta a posibles incorporaciones tras la llegada del futbolista del Torino. «El sábado Garitano dio por cancelada la llegada de más jugadores, yo estaba en Lezama. Así que no sé quién activa la operación, el club no y Gaizka tampoco, desde luego. El sábado con Gaizka dábamos por cerrado el mercado», ha zanjado el presidente del Athletic, dejando en el aire la incógnita sobre cómo había surgido entonces la opción frustrada de fichar a Llorente el lunes, en el último día de mercado.

La respuesta ha sido más sorprendente y desconcertante si se tiene en cuenta lo que había explicado el martes Rafa Alkorta. «No hubo ningún movimiento desde el club hacia este jugador el lunes», ha reafirmado Elizegi. «No es verdad», ha insistido, «pero cuidado, este club habla con el jugador, pero no inicia una negociación con él». En este momento de la rueda de prensa, las palabras de Elizegi han girado la vista hacia el entorno de Fernando Llorente como el impulsor de los contactos, ya que el máximo mandatario rojiblanco ha dicho que «hay que respetar a cualquier persona que llama a la puerta del Athletic, no verás un portazo».

El giro de los acontecimientos ha dejado en el aire una duda y una pregunta. Rafa Alkorta reconoció que habían sido los jugadores o algunos de ellos los que habían activado la opción Llorente pero desde la directiva se envía el mensaje contrario, qué es lo que sucedió el lunes. En este punto, el director deportivo ha reaccionado a una pregunta y ha afirmado que «yo dije que me llamaron, no dije que iniciaran nada», respecto a la incidencia de los jugadores de la plantilla del Athletic en el tema Llorente. Aquí el presidente ha retomado la palabra y en un gesto conciliador con sus futbolistas, ha asegurado que «los jugadores tienen una opinión sobre un compàñero de trabajo, respetable, menos mal que tienen la capacidad de compartirla con el club, y el club actúa en consecuencia. Con todos los jugadores, teníamos un mercado de verano sobre la mesa, y el jugador que todos queríamos era Berenguer, todos lo queríamos, y está en casa«.

Por lo demás, Elizegi ha defendido a Garitano - «la plantilla que tenemos y cómo ha apostado por esos jugadores, en sus manos hay grandes jugadores y eso es trabajo de nuestro entrenador, esas confianzas entre jóvenes y veteranos»-, ha elogiado el trabajo de su junta directiva y ha cerrado filas en torno a su entrenador y su director deportivo. «El club sigue fuerte y confía en sus profesionales. Hay una dirección y una visión de que ocurre, una única dirección alrededor de Rafa y de Gaizka, veo un consenso en Lezama que hacia tiempo que no veía».