Un empate difícil de entender

Ya dijo Marcelino que los rojiblancos siempre jugarán en el filo de la navaja y este sábado se hicieron un corte

Juan Carlos Latxaga
JUAN CARLOS LATXAGA

Hay cosas difíciles de entender, y menos de digerir, como el empate que cedió el Athletic en el tiempo de descuento ante un Valencia que llevaba un rato jugando en inferioridad por la auto expulsión de Maxi Gómez y que prácticamente había entregado la cuchara, resignado a enviar balones al área que nunca encontraban destinatario. Ocurre que