Un empleado del Athletic 'cuidará' de los aficionados en los viajes

Pedro Peña atiende en Huesca a seguidores del Athletic. /Fernando Gómez
Pedro Peña atiende en Huesca a seguidores del Athletic. / Fernando Gómez

El director de seguridad del club rojiblanco, Pedro Peña, realizó anoche esta tarea en el estadio de El Alcoraz

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Era una vieja reivindicación de los hinchas del Athletic que acompañan al equipo a sus viajes. Demandaban que el club asignara un asistente para atenderles fuera de Bilbao. Aitor Elizegi, el presidente, prometió en campaña crear este cargo. Ayer, a una semana de cumplir dos meses en el poder y en su cuarto partido como visitante, los aficionados se vieron respaldados por primera vez en un partido de Liga por un responsable del club. Era una medida que ya se aplicaba desde 2012 en partidos europeos.

El elegido para desempeñar esta labor es Pedro Peña, empleado de Prosegur y director de seguridad rojiblanco desde 2010, cuando la ley obligó a los clubes a contar con esta figura. El Athletic no ha indicado si seguirá en los próximos duelos o se encomienda la tarea a otra persona, aunque es probable que Peña mantenga una función que conoce porque la ha desempeñado en los partidos europeos. El club explicó que la labor del asistente es «atender las necesidades» de los hinchas durante el partido y cuidarle «en todas aquellas circunstancias que puedan surgir».

El Athletic estuvo acompañado anoche en Huesca por 300 aficionados. Peña llegó ayer mismo a Huesca junto al presidente y otros directivos. Se presentó en El Alcoraz dos horas antes del duelo. Se dirigió a la puerta cinco, la de acceso de los rojiblancos, y mantuvo contacto con los responsables de seguridad del Huesca y con los de las Fuerzas de Seguridad. Luego accedió al campo y se colocó en la zona de los aficionados rojiblancos.

Los hinchas del Athletic han vivido incidentes desagradables en algunas de sus salidas. El último fue en Villarreal, con Elizegi ya en la presidencia. Un aficionado se quejó de que le habían quitado una bandera al confundir un logo oficial con un símbolo anarquista. Eso le sucedió el 20 de enero a Iker Ardura, un joven del barrio bilbaíno de Basurto de 20 años, en el estadio de La Cerámica. La bandera que generó la confusión fue la oficial del club. En la parte superior izquierda se forma una imagen con la iniciales de Athletic Club que se asemeja al símbolo libertario aunque la C no cierra el círculo. Si ese día el responsable de seguridad del Athletic hubiera estado en la grada habría podido medir en favor del socio rojiblanco.