Borrar
Cómo evitar que te roben la entrada de la final de Copa

Cómo evitar que te roben la entrada de la final de Copa

Los tickets son «nominativos y digitales», pero las novedades tecnologías también conllevan la aparición de nuevas técnicas de estafa

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 19 de marzo 2024, 11:15

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los afortunados que viajen con entrada a Sevilla deberán tener especial precaución con sus pases. No sería la primera vez que alguien presume en sus redes sociales de la suerte que ha tenido, con una imagen que no debe, y los ciberdelincuentes lo aprovechan para poner en marcha su plan de estafa.

El Athletic comunicó a sus socios antes de realizar el sorteo que las entradas para la final de Copa del 6 de abril serían «nominativas y digitales». Y esto último puede acarrear un problema si al poseedor del pase se le ocurre pasar una foto de la entrada por el grupo de whatsapp de los amigos o de la familia. O peor aún, si lo sube a sus redes sociales.

Ya ocurrió en Perú hace dos años. Los ciberdelincuentes se pusieron las botas cuando detectaron que numerosos asistentes al concierto de Daddy Yankee habían subido su entrada a las redes. Presumir de que asistirían a uno de los eventos más esperado de aquel año les costó un disgusto.

Los estafadores duplicaron el código QR de la entrada y se forraron en la reventa. Se les conoció en Latinoamérica como la 'banda del QR' o 'los QR de la estafa', y su cabecilla, de solo 19 años, fue detenida hace un año en Madrid.

Por ello es importante tener mucha precaución con las entradas digitales y no mostrar en público el código que valida el ticket. Recurrir a la reventa también conlleva grandes riesgos. Además de la estafa habitual de pagar por un ticket a través de plataformas online y que la otra persona te dé largas, también existen timos relacionados con los QR.

Los códigos, aunque se llevan utilizando desde hace tiempo, se popularizaron especialmente a raíz de la pandemia, por ejemplo, para poder consultar la carta de muchos restaurantes. Así que los ciberdelincuentes se han dado prisa en encontrar la manera de hacerse con ellos utilizando códigos QR falsos. Y ya hay varios casos de lo que se ha dado en llamar 'QRishing': en Estados Unidos se denunció el uso de códigos QR falsos adheridos en parquímetros para realizar el pago; y el Ayuntamiento de Madrid alertó de la aparición de falsas sanciones de tráfico que incluían un QR en los parabrisas de algunos vehículos.

Para prevenir caer en este tipo de trampas y evitar el robo de datos, la OCU recomienda identificar la dirección web a la que nos remite el código QR (hay aplicaciones de lectura de QR que permiten ver el enlace antes de abrirlo), acceder solo a la compra de entradas oficiales y desconfiar de las páginas en las que se tenga que facilitar datos personales o bancarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios