Borrar
Gabriel Cuesta

La Ertzaintza abre expediente a cuatro jugadores por la fiesta de Albia

El Departamento mantiene su intención de sancionarles pese a que los agentes no impulsaron ningún tipo de incidencia

Miércoles, 10 de abril 2024, 11:45

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Ertzaintza ha abierto expediente sancionador a cuatro de los jugadores del Athletic que participaron el martes en una fiesta improvisada por las calles del centro de Bilbao. Así lo aseguran portavoces del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, que advierten de que a los futbolistas se les acusa de «concentración no comunicada en vía pública». Un delito por el que se les puede imponer «una sanción» a partir de «la Ley de Seguridad Ciudadana». La consejería que dirige Josu Erkoreka mantiene en el anonimato el nombre de los deportistas rojiblancos expedientados atendiendo a razones de protección de datos.

La postura del departamento contrasta con la que adoptaron los agentes que acudieron al pasacalles que los campeones de Copa protagonizaron desde la calle Iparragirre hasta Jardines de Albia de nueve a once de la noche. Según ha podido saber este periódico, los policías de la comisaría de Bilbao que acudieron al lugar y se desplegaron por el recorrido improvisado valoraron en un primer momento impulsar una sanción contra los futbolistas, pero al final optaron por no denunciarles al tener en cuenta que no se había creado ningún peligro y tras escuchar las explicaciones de varios de los futbolistas implicados.

Los agentes llegaron a comunicar a Iker Muniain, como maestro de ceremonias, que estaban valorando una posible infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por «concentración no comunicada en vía pública», ya que desórdenes públicos no se habían registrado. En ese momento, el capitán les pidió perdón y todos optaron por disolver la concentración en los Jardines de Albia y marcharse. El capitán había rechazado, incluso, coger una bengala que algunos seguidores le ofrecieron para evitar cualquier riesgo. Ante la actitud colaboradora de los ganadores de la final de la Copa del Rey y tras consultar con sus superiores, los policías decidieron finalmente no abrir ninguna propuesta de sanción. La plantilla trasladó entonces la fiesta a una discoteca cercana.

Pese a que las patrullas que intervinieron decidieron no activar ninguna solicitud de sanción contra los futbolistas, el Departamento de Seguridad asegura que los cuatro expedientes permanecen abiertos. Lo habitual es que cualquier sanción parta del escrito de un agente que es el que propone el castigo, que luego debe ser adoptado o no.

Durante las dos horas de kalejira se vivieron algunos momentos de cierta confusión. Por ejemplo, Muniain llegó a asegurar que la Policía estaba «avisada» del pasacalles, extremo que negaron tanto desde el Gobierno vasco como desde el Ayuntamiento de Bilbao. Sí que es cierto que varias patrullas escoltaron al grupo durante buena parte del recorrido. Los agentes llegaron incluso a recomendar a los futbolistas que no se dirigieran a la calle Ledesma, como era su primera intención, y que acabaran el pasacalles en Jardines de Albia. Un cambio de destino porque la plaza era un lugar más apropiado para toda la gente que se había congregaro alrededor. Al lugar también acudió una ambulancia de Osakidetza por si se precisaba de su servicio.

Y es que numerosos ciudadanos se habían unido a la plantilla. Unos porque se los habían encontrado por la calle. Otros porque habían visto en redes sociales el directo que había emitido Iñaki Williams. Y otros porque habían recibido la alerta que anoche envió este periódico. Uno de los redactores acompañó la kalejira hasta su conclusión.

Elogios desde el club

El Athletic ha publicado en sus redes un vídeo con varios de los momentos estelares que protagonizaron los campeones de Copa en zonas de la villa como la calle Henao y Jardines de Albia, elogiando el gesto que la primera plantilla prácticamente al completo -solo faltaban Nico Williams y Adu Ares- regaló a la ciudad. «Esa espontaneidad, ese querer celebrarlo con los tuyos, como uno más… Y que l@s athleticzales sean también uno más. Qué bonito», escribió el club.

Patrullas de la Policía Local y de la Ertzaintza se personaron en el centro de la villa, pero no intervinieron
Patrullas de la Policía Local y de la Ertzaintza se personaron en el centro de la villa, pero no intervinieron Gabriel Cuesta

Todo arrancó a las nueve de la noche. Iñaki Williams inició un directo en Instagram que anunciaba una celebración de la plantilla en pleno centro de la capital vizcaína con el objetivo de regalar un momento único a la entregada afición. Muchos ciudadanos se los encontraron por sorpresa en la plaza San José. Los jugadores rojiblancos estaban en su segundo día libre y habían quedado para comer y festejar el reciente título copero. En ese momento, ya de noche, comenzaron un recorrido por varias calles que desembocó con un concierto de la 'electrotxaranga' de Villalibre en Jardines de Albia. Una perfecta comunión entre plantilla e hinchada de la que todo el mundo habla.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios