Capa: «Espero que en Eibar me reciban como me merezco»

Ander Capa, en una imagen de archivo./Juan Echeverria
Ander Capa, en una imagen de archivo. / Juan Echeverria

El lateral rojiblanco asegura que los armeros le tienen «más ganas a la Real», pero advierte de que tampoco se quedarán atrás con el Athletic

Robert Basic
ROBERT BASIC

Ander Capa se marchó al Eibar con 19 años para jugar en Tercera. No pensaba más allá del siguiente partido y así ha llegado a la élite, poco a poco, categoría a categoría, en un campo en el que dejó sembrados muchos «sentimientos y buenos recuerdos». Ahora, con la camiseta del Athletic, regresa a la que fue su casa durante siete temporadas y lo hace con el deseo de pisar la hierba de Ipurua en calidad de «titular» y con las gradas conscientes de su legado. «Espero que me reciban como me merezco», ha manifestado esta mañana en Lezama, donde los rojiblancos han subido el ritmo de la preparación del derbi del domingo. «Me fui muy bien del club y del pueblo», ha subrayado el lateral, por el que Ibaigane abonó tres millones de euros un año antes de incorporarle definitivamente a sus filas. «Será un partido especial, bonito, emotivo; me gustaría jugarlo, me encantaría», ha asegurado el defensa, quien de momento no se ha hecho con un hueco fijo en los planes de Eduardo Berizzo pero espera hacerlo conforme avance la campaña.

Al igual que Dani García, su compañero en el Eibar y ahora en el Athletic, Capa considera que el Athletic tiene que ir a muerte con su estilo y mantenerlo contra el viento y marea. Sobre todo en Ipurua, donde la introducción de las modificaciones para ajustarse al modelo del Eibar suelen conllevar efectos contrarios a los deseados. «Vamos a hacer nuestro juego, llevar la iniciativa, tener posesiones largas y solo matizar algunas cosas con el objetivo de generar más ocasiones y marcar goles. Mejorar en los últimos metros, elegir bien el pase», ha detallado el portugalujo, quien conoce muy bien el escenario de la batalla. «Ellos esperarán nuestros fallos para salir a la contra. Optarán por balones aéreos y búsqueda de la segundas jugadas. Ya sabemos lo que hay en Ipurua, pelotas a los extremos y los laterales y que centren». ¿Y José Luis Mendilibar? ¿Qué estará diciendo esta semana a sus hombres? Capa ha sonreído y ha sido correcto. «Habrá visto todos nuestros partidos y sabe lo que hay».

El niño que se fue a la ciudad armera se hizo hombre en siete temporadas en las que jugó en Tercera, Segunda B, categoría de plata y Primera. Más de 200 partidos con los guipuzcoanos han forjado el carácter de un futbolista duro y competitivo, que ahora vuelve al hogar y el sitio en el que se agolpan los recuerdos. «Será raro para mí jugar este derbi, siempre lo había hecho con la otra camiseta. El Eibar le tiene más ganas a la Real por aquello de ser guipuzcoanos, pero también al Athletic y el Alavés», ha matizado con una amplia sonrisa en la cara. No quiere agobiarse con la situación clasificatoria del equipo -los rojiblancos van decimoséptimos- porque entiende que esto no ha hecho más que empezar. «Queda mucha temporada, no hay que fijarse en los números».

Adaptación

Capa ha admitido que los próximos tres partidos -Eibar, Rayo Vallecano y Valencia- podrían perfilar el rumbo del Athletic en esta primera vuelta y los ha definido como «importantes», aunque ha insistido en que cuentan con «plantilla suficiente» para sacarlos adelante. Solo piensa en mejorar en el plano individual y colectivo y confía en hacerlo en breve. «He venido a un sitio nuevo, con otro entrenador y debo adaptarme a ello. Estoy tranquilo y espero que llegue el momento de jugar y de demostrar». Hasta ahora, Berizzo le ha hecho participar en seis de los siete partidos de Liga y le ha dado 219 minutos. Solo en uno ha sido titular (contra el Villarreal) y sueña con repetir la experiencia el domingo en Ipurua, donde vivirá uno de los encuentros más especiales de su carrera profesional.

Tampoco quiere volverse y mirar al pasado. Sabe lo que hay allí y lo que le ha costado alcanzar la élite. «Dicen que llegar a Primera es difícil, pero lo es más permanecer en ella. Fiché por el Eibar con 19 años y fui subiendo de categoría temporada a temporada». Y es la dinámica que piensa seguir en el futuro: ir paso a paso y conseguir los objetivos. ¿El primero? Disputar un derbi «raro» y a ser posible hacerlo como titular. Eso sí, con las gradas de Ipurua aplaudiendo a un hombre que se fue «muy bien del club y del pueblo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos