Un estadio propicio para seguir en la lucha por Europa

Williams marcó un tanto en la visita del año pasado./EC
Williams marcó un tanto en la visita del año pasado. / EC

Los rojiblancos han obtenido tres victorias y un empate en las últimas cuatro visitas al conjunto madrileño

Robert Basic
ROBERT BASIC

El 28 de octubre de 2013, el Athletic acabó con la maldición del Coliseum Alfonso Pérez Muñoz. Hasta entonces no había sido capaz de ganar en el feudo del Getafe y tuvo hasta nueve ocasiones para conseguirlo. No hubo manera. El balance era de cuatro derrotas y otros tantos empates, pero entonces llegó aquel 0-1 (gol de Laporte) que cambió la tendencia de los enfrentamientos en el campo madrileño. Las últimas cuatro visitas de los rojiblancos arrojan un resultado de tres victorias y una igualada que permite a los bilbaínos pensar en positivo. Y así afrontarán el encuentro.

El Getafe se estrenó en Primera en la temporada 2004-2005 y el debut del Athletic en el Coliseum se saldó con una derrota (3-1). Los rojiblancos regresaban cada año en busca del triunfo y por un motivo u otro no lo encontraban. La leyenda empezaba a teñirse de negro y amenazaba con emular a las de Sánchez Pizjuán y los distintos campos del Espanyol, donde vencer era poco menos que una misión imposible. Pero tras nueve intentonas, el equipo sumó por fin los tres puntos en la campaña 2013-2014 y desde entonces viaja feliz cada vez que le toca desplazarse al Coliseum.

Aquel 0-1 dio paso al 1-2 de la siguiente Liga. San José y Beñat sellaron el triunfo y el postrero gol del Lafita solo fue un susto sin consecuencias. Los rojiblancos regresaron y volvieron a ganar por tercera vez seguida. Iñaki Williams fue el encargado de marcar el tanto que valió los tres puntos en la campaña 2015-2016. En enero de 2018, el Athletic visitó por última vez al conjunto azulón y empató. El equipo se adelantó dos veces (0-1 y 1-2), pero Jorge Molina y Ángel igualaron. En la entrega de este domingo están en juego dar un paso adelante de cara a las opciones europeas.