El estatus de Álex Remiro «no ha cambiado nada»

Remiro, en el entrenamiento de ayer en Lezama./Jordi Alemany
Remiro, en el entrenamiento de ayer en Lezama. / Jordi Alemany

Pese a su disposición a negociar con la nueva directiva del Athletic, el portero navarro sigue fuera de las convocatorias

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

¿Remiro sigue con el mismo estatus que con la anterior directiva o ha cambiado algo?

– «No. No ha cambiado nada», contestó ayer Gaizka Garitano.

El portero navarro sigue fuera de las convocatorias. Su disposición a sentarse a negociar con el Athletic, en una cita prevista para este mes, no ha variado su situación: continúa castigado. La llegada de Aitor Elizegi y su equipo directivo al palacio de Ibaigane ha reabierto una vía de negociación con el guardameta navarro. Se ha producido una toma de temperatura, y el jugador está dispuesto a hablar con el órgano de gobierno rojiblanco. Sin embargo, se mantiene en la grada. Fuera de la lista.

El 20 de agosto de 2018 se produjo la sorpresa: con la lesión de Herrerín todo apuntaba a Remiro como el portero elegido. Sin embargo, su nombre no apareció entre los que apuntó Berizzo en la pizarra de Lezama. Se justificó tras el duelo. «Hay intereses y los del club están por encima de todos, luego los del equipo y luego, si puedo, pienso en mí, pero nunca me verá tomar una decisión contraria a lo que el club necesita», aportó el extécnico del Athletic. Aunque realizó un guiño, dándole la titularidad en un amistoso contra el Valladolid, el argentino obedeció a las órdenes de la antigua directiva. También lo hizo Garitano, mientras el meta, que es libre para firmar con quien desee, seguía con su trabajo diario. Y con el triunfo de Elizegi parece que se abría un nuevo horizonte. «Quiero conocer de primera mano qué sensaciones tiene y qué pudo ocurrir», había dicho el cocinero durante la campaña. De momento, conversarán este mes, pero su situación, hasta entonces, se mantiene.

Llegadas y salidas

Con el mercado de invierno abierto, Gaizka Garitano aceptó la posibilidad de que haya entradas –como la de Ibai que se puede cerrar esta semana– y marchas. Pero eludió hablar de nombres propios. «Hemos tenido reuniones. Yo me dedico a preparar los partidos, puede haber llegadas, salidas, pero no es un tema del que te pueda dar demasiada información. Hay gente trabajando en esto, yo estoy trabajando en el partido contra el Celta», explicó.