Etxeberria: «No pienso en el primer equipo, mi compromiso es con el Bilbao Athletic»

Rafa Alkorta, Etxeberria y Elizegi, durante la presentación./MANU CECILIO
Rafa Alkorta, Etxeberria y Elizegi, durante la presentación. / MANU CECILIO

El elgoibarrés dice en su presentación como técnico del filial que «la exigencia a los jugadores será máxima» y que «lo ideal sería tener el equipo en Segunda A»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANOLezama

«Es un día feliz. Vuelvo a casa». Joseba Etxeberria (Elgoibar, 41 años) regresó este miércoles a Lezama, un lugar que conoce como la palma de su mano porque fue jugador del Athletic durante quince campañas y entrenó en la cantera hasta que se fue al Amorebieta en verano de 2017. «Es un reto muy bonito entrenar al Bilbao Athletic», dijo con una amplia sonrisa en su boca sentado al lado de Aitor Elizegi, el presidente, y Rafa Alkorta, el director deportivo.

El banquillo del filial se ha convertido en los últimos años en el mejor trampolín para el del primer equipo. Los dos últimos entrenadores que comenzaron una campaña sentados en él -'Cuco' Ziganda y Gaizka Garitano- han dirigido al equipo de la máxima categoría. Etxeberria ha firmado por dos campañas con una más opcional. Tiene un contrato más largo que el de Garitano, que es sólo de un curso. Sin embargo, no se plantea su llegada en clave de salto al Athletic. «No pienso en el primer equipo la verdad. Mi compromiso con el club es con el Bilbao Athletic. Vengo con toda la energía del mundo y con todas las ganas para ayudar no sólo a los jugadores del filial sino a todas las necesidades que pueda tener el primer equipo», zanjó en la sala de Prensa de Lezama.

Etxeberria es muy amigo de Garitano. Mientras se formaba como técnico, acudió en numerosas ocasiones a ver entrenamientos del deriotarra, con el que ha conversado mucho sobre fútbol. El elgoibarrés tiene clara cuál es la jerarquía. El primer equipo y las necesidades de su entrenador están por encima de todo. «Gaizka y Patxi (Ferreira, su segundo) saben que venimos a ayudarles para que el primer equipo tenga los mejores medios. Ellos saben y yo sé que vamos a tener muy buen feeling y esa cercanía necesaria para que la normalidad se traslade en el día a día y que los jugadores puedan estar centrados en el trabajo del día a día. El bien del primer equipo será el de todos».

Rafa Alkorta, el director deportivo, propuso en enero, nada más llegar al club, a Joseba Etxeberria ser su entrenador del filial. El acuerdo, adelantado por este periódico en marzo, fue rápido. Etxeberria y Garitano ya han hablado sobre la próxima campaña. «Estaremos en constante diálogo para hablar de las necesidades que pueda tener el primer equipo», indicó el nuevo técnico del filial.

El reto de Segunda A

Etxeberria es con 514 partidos en tercer futbolista en partidos en la historia del Athletic. Sin embargo, nunca jugó en Segunda A. Saltó desde el filial de Segunda B a la Real Sociedad y de allí al Athletic. Su exitosa carrera demuestra que no es imprescindible formarse en la División de plata para triunfar en el fútbol. Aún así, el Athletic entiende que sería una excelente noticia regresar a esa categoría.

Es un reto complicado. Ahora no hay ningún equipo filial en Segunda A. Etxeberria no se marca el ascenso como objetivo, aunque sí es una posibilidad que contempla en un equipo que esta campaña ha quedado en sexto lugar. «Intentaremos ser cada vez mejor equipo para que a la vez tengamos cada vez mejores jugadores. Nunca se sabe. Depende de muchos factores, de nuestro nivel, de la evolución de los jugadores...»

Y aquí aparece 'El Gallo', el mote que le pusieron sus compañeros cuando entró en el vestuario del Athletic con 17 años y no se arrugaba ante nadie. «No me pongo objetivo a nivel clasificatorio, pero tampoco renuncio a nada porque el nivel de los jugadores que voy a tener es muy alto. Ojalá que podamos jugar ese play-off y si la próxima campaña podemos estar en Segunda A, mucho mejor. Desde luego tener el filial en Segunda A sería lo ideal».

El técnico tiene claro además cuál es la prioridad. «Lo importante es formar jugadores para el primer equipo, aunque debemos intentar ser cada vez mejores como equipo, algo que viene muy bien en la formación de los futbolistas. Intentaremos que suban los máximos jugadores posibles, pero también ganar cada partido. Una cosa no quita la otra».

Etxeberria tiene muy claro cómo multiplicar las cualidades de las camada de jugadores que reciba. «Venimos a ayudarles, pero no para llevarnos bien con ellos, que también, sino para exigirles. La exigencia será máxima porque nuestra tarea es sacar jugadores profesionales», advirtió. Y colocó sobre la mesa el ideario sobre el que construirá su proyecto. «Me gusta que mis equipos sean muy rápidos y muy intensos». Como era él como jugador.