Borrar
Exigencia. Gaizka Garitano da órdenes a sus jugadores durante el entrenamiento en Lezama. BORJA AGUDO
Con todo a por Europa

Con todo a por Europa

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 11 de mayo 2019, 22:20

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Nos enfrentamos al Celta en el último encuentro de la temporada en San Mamés. Un día de despedidas en el que nos jugamos estar en Europa la próxima temporada. Enfrente tendremos un equipo que tiene una gran plantilla, liderada por Iago Aspas. Sin embargo, esta temporada ha atravesado por muchos altibajos. Comenzó bien el curso con Antonio Mohammed en el banquillo, pero tras su destitución y la llegada de Cardoso el equipo comenzó a hundirse. El fichaje de Javi Calleja y el regreso de Aspas tras la lesión han devuelto al Celta a su mejor nivel en este tramo final de la campaña.

Los malos momentos que han atravesado durante la temporada afectaron mucho al equipo. Los jugadores no terminaban de dar su mejor versión y el periodo en el que Aspas estuvo lesionado el conjunto vigués lo notó muchísimo. Perdió a su líder y referente, un jugador capaz de cambiar el rumbo del equipo. En las últimas jornadas el Celta se ha mostrado muy sólido como local y fuera de casa ha sido capaz de rascar varios empates que, prácticamente, le han permitido lograr la salvación.

El Celta es un equipo muy peligroso. Hay que vigilar mucho a sus jugadores de banda. Los laterales Hugo Mallo y Olaza son muy ofensivos con mucha llegada a línea de fondo. Y tanto Bouffal, como Boudebouz y Brais son unos interiores muy peligrosos, con capacidad de jugar por la banda o irse hacia dentro para crear superioridad. Además, en punta de ataque cuentan con sus jugadores más peligrosos. Maxi es un delantero más referente capaz de zafarse con los centrales, mientras que Aspas es la calidad y el gol del conjunto celeste.

En cuanto al Athletic, es un partido muy importante en el que desde el primer minuto hay que salir muy metido. No se puede permitir la relajación del otro día en Valladolid. La presión será muy importante para que Aspas y compañía no pueda recibir el balón con comodidad. Será importante que el Athletic trate de imponer su ritmo de juego, que el Celta note que el Athletic es quien manda.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios