Ernesto Valverde da instrucciones en su primera sesión de la temporada en Lezama. / el correo

El evidente objetivo de mejorar

Después de cinco años fuera de Europa, a nadie se le escapa que a Valverde y a sus jugadores se les juzgará por su contribución al progreso del equipo

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

Las presentaciones de los equipos acostumbran a ser una jornada de fiesta, con un cierto aire a romería de verano, en la que se respira ilusión. Y no importa que a veces no haya excesivas razones para ésta. O incluso que haya razones muy poderosas para la desilusión, como ocurre en esos equipos vapuleados por todo tipo de crisis que, cuando vue

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores