Al menos hasta el 31 de octubre

Los familiares de los socios del Athletic fallecidos podrán quedarse con los carnés si lo acuerdan «todos los herederos»

Los nuevos estatutos contemplan que debe ser el dueño de la localidad quien antes de fallecer designe a su sucesor «en el testamento o en una comunicación» al club. La junta quiere mantener el sistema anterior

EL CORREO

El Athletic ha acordado de forma transitoria y hasta el 31 de octubre que la fórmula de sucesión de los carnés de socios tras el fallecimiento de su propietario sea la del acuerdo «expreso y escrito» de todos sus herederos. Asegura el club en un comunicado que «atendiendo a los Estatutos con validez hasta el pasado 24 de mayo, cuando fallecía un/a socio/a del Athletic Club nacía un derecho preferente de adquisición de su condición por un heredero. Sólo era necesario que los beneficiarios se pusieran de acuerdo en designar a uno de ellos como sucesor y acreditar dicho acuerdo». Sin embargo, añade la entidad rojiblanca , «los nuevos Estatutos establecieron un requisito obligatorio consistente en que el socio/a, antes de fallecer, hubiera designado expresamente a su sucesor en el testamento o en una comunicación oficial al Club».

Este cambio ha provocado, en la práctica, que muchos de los herederos no hayan podido aún ocupar el asiento de su familiar fallecido, «al no haberse cumplimentado este cambio de norma exigido en los nuevos Estatutos». En este sentido, hasta hoy, hay 72 solicitudes de familiares de socios muertos que estaban paralizadas puesto que no cumplían con el citado requisito.

La Junta Directiva ha decidido flexibilizar esta situación al interpretar que «los derechos de preferente adquisición de la condición de socio o socia, que nacieron y pudieron ejercitarse conforme a los antiguos Estatutos, son anteriores y preexisten al régimen establecido en el artículo 11.2.b) de los nuevos».

Por lo tanto, «los herederos podrán ejercitar el derecho de preferente adquisición de la condición de socio o socia de número en favor de uno de uno de ellos durante el plazo de un año desde el fallecimiento, notificándolo de manera fehaciente al club, aunque no medie designación expresa del sucesor como socio o socia a cargo del causante. Será suficiente con que el sucesor aporte el acuerdo expreso y escrito de todos los herederos y herederas a tal fin».

Al mismo tiempo, la Junta Directiva ha acordado no exigir transitoriamente dicho requisito tampoco a los herederos de los socios o socias fallecidos después del 24 de mayo hasta que el club apruebe un modelo oficial con el que efectuar la citada designación. Esta solución transitoria estará en vigor «hasta el 31 de octubre de 2022». Antes de esa fecha, la Junta Directiva prevé someter a la Asamblea de Compromisarios y Compromisarias la decisión de «volver al régimen anterior y favorecer que los herederos puedan suceder a los familiares fallecidos en la condición de socio como se venía realizando anteriormente».