Asier Illarramendi.

La Federación confirma que Illarramendi podrá jugar la final de Copa aplazada

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Asier Illarramendi podrá jugar la aplazada final de Copa 2019-20 que Athletic y Real Sociedad disputarán el 3 de abril en el estadio sevillano de La Cartuja, según comunicó ayer la Federación Española al club txuri-urdin. El mediocentro fue expulsado en el partido de octavos de final en el que el Betis eliminó a los guipuzcoanos por dos amarillas que le supusieron un encuentro de sanción.

Ahí se abrió la incógnita. ¿La cumpliría en el siguiente partido de Copa de su equipo, la final ante el Athletic pese a que es un duelo de la campaña anterior, o en el primero de la próxima edición? El temor a que no pudiera jugar ante los de Marcelino García Toral planeó sobre el entorno blanquiazul.

La Federación ha transmitido ahora a la Real que Illarramendi podrá alinearse ante los rojiblancos y que el castigo lo cumplirá en la primera eliminatoria de la próxima edición del torneo.

La decisión compensa en parte los fallidos intentos realistas por retirar la segunda tarjeta a Illarramendi con el argumento de que el mutrikuarra no contactó con Sidnei, motivo de Mateu Lahoz para expulsarle pese a que las imágenes dan la razón a los guipuzcoanos. El acta indicó que fue amonestado por «derribar a un contrario en la disputa del balón de forma temeraria, evitando su avance».

La Real acudió primero al Comité de Competición y después al de Apelación. Ambas solicitudes fueron desestimadas y la sanción, ratificada. Al club donostiarra tan solo le quedaba ya acudir ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo para conseguir que le quitaran la segunda cartulina que su club considera un «error material manifiesto». Una vez que le permiten jugar ante el Athletic, la Real debe valorar si sigue adelante con los recursos o lo deja ya.

La respuesta de la Federación a la Real Sociedad resuelve de paso una duda que se podría plantear en el Athletic. ¿Qué sucederá si en la semifinal ante el Levante uno de sus jugadores es expulsado y, por tanto sancionado con entre uno y tres partidos? La respuesta es la misma que se ha dado a sus rivales: el castigo se cumpliría en el siguiente partido del torneo, bien en la vuelta y/o final si los rojiblancos llegan a ella o en la próxima edición de la competición. Si la pena es de cuatro o más partidos se aplicará en los siguientes partidos oficiales, en este caso la Liga.