De Marcos disputa un balón a Isak.

De Marcos: «Es un palo gordo y da igual el rival. Lo sentimos, queríamos dar una alegría a la afición»

G. C.

El capitán del Athletic Óscar de Marcos ha dado la cara tras la dolorosa derrota de Copa ante la Real Sociedad. «Nos veíamos capaces. No ha podido ser y es un palo gordo. Hay otra final en 15 días, pero perder una final siempre es muy doloroso. Da igual el rival», ha reconocido nada más acabar el encuentro. El defensa lleva 12 años en el club y ha perdido tres finales de Copa, una de Supercopa y una de Europa League.

Ahora como capitán le toca levantar la moral de sus compañeros para la segunda oportunidad. Será dentro de 15 días en el mismo escenario, La Cartuja. Espera el Barça. Una nueva esperanza para dar una alegría a la afición, a la que De Marcos ha aprovechado a pedir perdón. «Les hemos echado de menos. Nos hubiese gustado tener a nuestros aficionados aquí. Lo sentimos. Queríamos darles una alegría. Y más con esta situación. Pero no ha podido ser», ha zanjado.