Raúl, con Remiro, en un momento de la final del sábado./EFE

Raúl, con Remiro, en un momento de la final del sábado. / EFE

«En la vida hay que saber ganar y perder»

Raúl García pone como ejemplo el comportamiento del Athletic tras la celebración de los futbolistas de la Real

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Raúl García puso ayer como ejemplo el comportamiento de los jugadores del Athletic después de caer derrotados el pasado sábado en la final de Copa del Rey contra la Real Sociedad tras la celebración protagonizada por algunos futbolistas y miembros del cuerpo técnico donostiarra. Los vídeos de Asier Illarramendi tocando la trompeta, a imitación de la forma de festejar los éxitos de Asier Villalibre, de Luis Llopis, extécnico de porteros rojiblanco con Caparrós diciendo '¿dónde está?, ¿dónde está?' en referencia al instrumento que toca 'El Búfalo', y la burla a Iñaki Williams de Álex Remiro, canterano criado en Lezama, no han sentado bien en el vestuario rojiblanco. Sin nombrarles, con un discurso reposado, el navarro, uno de los pesos pesados de la plantilla derrotada, miró al grupo bilbaíno para censurar la actitud donostiarra. Recordó que los jugadores y el cuerpo técnico del Athletic se quedaron en el césped de La Cartuja para aplaudir al campeón cuando levantaba el trofeo en Sevilla. Incluso él mismo e Iñigo Martínez, por citar dos profesionales, acudieron a saludar a sus oponentes.

«Lo que te puedo decir con la cabeza muy muy alta es que me siento muy muy orgulloso de mi equipo en todos los comportamientos que ha tenido. Ya sea en la Supercopa, cuando se ganó. O ahora mismo, cuando el equipo ha perdido. Está claro que en la vida hay que saber ganar y saber perder. Muchas veces es más difícil de lo que parece», lanzó el futbolista navarro al ser preguntado por los gestos de 'Illarra', Remiro y Llopis.

El proceder de algunos futbolistas e integrantes del cuerpo técnico de la Real ha causado enfado entre los rojiblancos. Y en la primera comparecencia de un jugador del Athletic desde el sábado -Marcelino García Toral, Iker Muniain y Óscar de Marcos hablaron en Sevilla-, Raúl García lo evidenció. Lo hizo sin entrar en polémica, solo empleó la comparación. «Prefiero que cada uno opine lo que ve, para eso están las imágenes. Lo que he dicho. Hablando de mi comportamiento, hablando de la Copa del año pasado, al final de cada partido saludé a todos mis compañeros. En la final, nos tocó perder y lo primero que hice fue ir a saludar a todos los miembros de la Real, tanto a jugadores como al cuerpo técnico, como creo que es lo que me corresponde. Cada uno que actúe como cree que tiene que actuar. Yo me siento muy muy orgulloso de cada componente de este club y los valores están ahí», añadió.

La «suerte» de Silva

Iñigo Martínez, en este sentido, siguió la misma línea de su compañero. El exjugador de la Real se acercó a la grada para saludar a Jokin Aperribay, luego continuó con Illarramendi, al que dio un afectuoso abrazo y charló un momento, con Oyarzabal, autor de la diana, Januzaj, Monreal... «Enhorabuena», se le escucha decir. También David Silva, que le desea «suerte». El resto de futbolistas, muchos todavía con la camiseta puesta, sin la sudadera para abrigarse -Williams, Villalibre, Vesga, Muniain, Simón, Yeray...- , incluso Aritz Aduriz, vivieron sobre el césped cómo los jugadores de la Real levantaban la Copa y les aplaudieron en señal de un reconocimiento. También la mayoría acudió a saludar a sus felices oponentes, y sus entrenadores en señal de un tributo, que, en principio, se podría repetir mañana en el derbi en el Reale Arena con el tradicional pasillo.

Raúl García, sin embargo, ni confirmó ni desmintió que se vaya a realizar. Calificó el atacante navarro este asunto de «discusión de bar». Y volvió a recordar su actitud en Sevilla. «En cuanto pitó el final fui a buscar a todos los jugadores, a todos los técnicos de la Real. Me quedé aplaudiendo hasta que recogieron el trofeo. Le dais demasiada importancia (al pasillo). Al final, las cosas se demuestran con hechos. En la victoria y en la derrota hemos actuado de la misma manera», regateó sobre si habrá ese gesto hacia la Real en un duelo que comenzará mañana a las 21 horas.

La clave

  • El athletic «Estoy muy muy orgulloso de mi equipo con todos los comportamientos que ha tenido. Cuando se ganó. O ahora, que se ha perdido»