Iñaki Williams, durante un partido del Athletic contra el Espanyol. / EFE

Athletic Club

El fiscal pide dos años de cárcel para un aficionado del Espanyol por sus gritos racistas a Iñaki Williams

Se trata de la primera causa penal de la historia de España por racismo en un estadio de fútbol

E. C.

El fiscal contra los delitos de odio de Barcelona ha pedido dos años de cárcel para un aficionado del Espanyol por proferir insultos racistas contra el jugador del Athletic Iñaki Williams cuando se retiraba por la banda tras ser sustituido en el encuentro que el equipo rojiblanco disputó el 25 de enero de 2020 contra el Espanyol, según informa 'Diario.es'. Se trata de la primera causa penal de la historia de España por racismo en un estadio de fútbol. El hincha lanzó gritos contra el futbolista y «escenificó gestos de menosprecio de carácter racista hacia su persona». La acusación solicita además para el acusado la prohibición de acceder a un estadio de f´ubol durante 5 años y una multa de 4.950 euros, añade el citado medio.

LaLiga que fue quien denunció en su momento los presuntos insultos racistas contra Williams ante la Fiscalía, formuló escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral, «siguiendo su fiel compromiso de denunciar, dentro de sus competencias, todos los insultos y cánticos racistas, xenófobos, homófobos, etc.», según destacó este jueves la patronal de clubes.

En el minuto 69 del partido de Liga entre el Espanyol y el Athletic, mientras Iñaki Williams se retiraba por uno de los fondos del estadio de Cornellà, varios aficionados profirieron gritos racistas. Algunos hinchas del Espanyol despidieron a Williams gritándole «Uh, uh, uh, uh», la onomatopeya que reproduce los sonidos emitidos por los monos.

Según la Fiscalía, «ha sido proferida en diversas ocasiones por grupos de aficionados de distintos países para menoscabar la dignidad de los futbolistas de raza negra». Tras el encuentro, tanto Williams como el Athletic denunciaron la actitud de un sector de la grada. «Es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre todos. Gracias por vuestro apoyo», escribió entonces el delantero del Athletic.

Querella inédita

Con ocasión de los hechos denunciados, los Mossos de Esquadra, a instancia de la Fiscalía, iniciaron una investigación que derivó, previa identificación de los responsables, en una querella del Ministerio Fiscal frente a los presuntos autores de los insultos, por delito de odio y discriminación. Ahora, tras la pertinente investigación, el Juzgado número 2 de Primera Instancia de Cornellà ha dictado auto para la apertura de un juicio oral contra los acusados.

Durante la instrucción, el propio Iñaki Williams compareció en el juzgado para prestar declaración y ratificar los lamentables hechos de los que fue objeto. En una decisión inédita y ejemplar, fue la primera vez que la Fiscalía se querelló contra autores de insultos racistas en un campo de fútbol.