Los jugadores del Athletic se abrazan tras marcar en Mestalla la pasada jornada de Liga. / e. c.

Un frenazo inesperado y peligroso

El parón de tres semanas en octubre puede suponer un serio problema para el ritmo de competición de los rojiblancos

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

A partir del viernes, el Athletic entrará en un período de tiempo nuevo y desconocido. Dicho así, parece que estamos hablando de agujeros negros y aventuras interestelares, de esas en las que valerosos astronautas regresan a la Tierra tras un largo viaje y se encuentran con que son más jóvenes que su tataranietos. Y no. Lo que le ha ocurrido a