Gaizka Larrazabal, pretendido por Alavés y Eibar, sube a entrenar con el Athletic

Gaizka Larrazabal, en el entrenamiento de este jueves. /Juan Echeverria
Gaizka Larrazabal, en el entrenamiento de este jueves. / Juan Echeverria

Gaizka Garitano recurre al extremo derecho del filial ante las bajas por lesión de Capa e Ibai Gómez

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANOLezama

Gaizka Larrazabal (Bilbao, cumple 22 años en diciembre) ha sido la gran novedad en el entrenamiento a puerta cerrada que ha realizado este jueves el Athletic en Lezama. El extremo derecho del filial ha subido a entrenar con el primer equipo. La medida de Gaizka Garitano se explica por las bajas por lesión que se le acumulan en la banda derecha, en donde no cuenta ni con el lateral Capa ni con el extremo Ibai.

El ascenso al entrenamiento del primer equipo da a Larrazabal alguna opción de aparecer en la convocatoria del domingo. Aún así, son escasas porque hay jugadores que aparecen por delante de él, como De Marcos (podría regresar al extremo si Lekue juega como lateral), Susaeta y Guruzeta.

La llamada de Garitano llega en un momento crucial para la carrera de hijo del exjugador rojiblanco y entrenador del Barakaldo, Aitor Larrazabal. Concluye contrato a final de campaña. El club le ofrece seguir, pero el atacante tiene otras opciones. Este periódico ha revelado el interés del Eibar y el Alavés. Los vitorianos creen tener muchas posibilidades de incorporarle. Le ofrecen pretemporada con el primer equipo y decidir luego si sigue o sale cedido.

Larrazabal ha jugado 29 partidos esta campaña con el filial. Ha firmado nueve goles, lo que le convierte en el segundo máximo artillero del primer equipo.