Alfredo Sánchez, Director Comercial de EL CORRREO; Javier Sagarna, ganador del premio; y Juan Ramón Rey, Director Regional de Bizkaia de Banco Sabadell.

Organizado por EL CORREO y Banco Sabadell

«Me quedo con Iñigo Martínez por su regularidad», confiesa el ganador del concurso 'Elige al mejor jugador del Athletic'

El portugalujo Javier Sagarna se muestra «ilusionado» por poder disfrutar de una escapada gastronómica a un parador como premio a su constancia durante toda la temporada liguera

EL CORREO

Siempre es difícil elegir, decantarse por algo, valorar los 'pros y los contras' de un asunto. Y si hablamos de fútbol, mucho más. Por eso, el concurso organizado por EL CORREO con el patrocinio de Banco Sabadell para escoger al mejor jugador del Athletic debía de tener premio. Y, como no podía ser de otra forma, un ganador. Y si no que se lo digan a Javier Sagarna, un portugalujo de 62 años que podrá disfrutar de una escapada gastronómica gratis a un parador de su elección gracias a su participación en este certamen que ha permanecido vigente durante toda la temporada de Liga.

El mecanismo del concurso -que se publica junto a las crónicas, análisis y el resto de la exhaustiva y rigurosa información a cargo de la sección de deportes de EL CORREO al finalizar cada partido- no puede ser más simple. Votar la actuación de los tres mejores jugadores del Athletic con 3, 2 y 1 puntos. En ese sentido, Javier recuerda «haber votado en unos 25 partidos». «Llevo tres años participando», desvela.

¿Y a qué jugador ha escogido con más frecuencia como primera opción? «Iñigo Martínez», afirma sin dudarlo. «Ha sido el más regular de la temporada», añade. Una opinión compartida también por la mayoría de participantes en el concurso de EL CORREO, ya que este jugador rojiblanco ha quedado en primer lugar de la clasificación final con 52 puntos, seguidos, ya a bastante distancia, por Oihan Sancet con 28 y Raúl García con 14.

«Pensaba que era una broma»

Y como recompensa a su tino y constancia, Javier ya prepara su escapada a un parador «antes o después del verano». «Pensaba que era una broma, porque no suelo ganar nada», recuerda este suscriptor del CORREO cuando le llamaron para comunicarle que había ganado el concurso. «Me hizo una ilusión tremenda», desvela todavía emocionado.

Eso sí, todavía no sabe con quien irá para pasar estas mini-vacaciones. «Les dejaré que se peleen mis mujer, mis hijos e incluso mi madre para ver quien me acompaña», explica divertido. Eso sí, es consciente de que el ganador de esa particular pugna familiar elegirá el destino de entre los 94 paradores a su disposición . «Me gustaría Gijón o alguna otra ciudad de la zona norte, pero sé que yo no mando», reconoce entre risas.