Garitano: «Ahora lo que importa es ganar»

Garitano, en un momento del partido./Fernando Gómez
Garitano, en un momento del partido. / Fernando Gómez

El Athletic se reconoce en el estilo implantado por Garitano, que vio a su equipo «con orden y sangre fría»

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

El Athletic se miró en el espejo y al fin se reconoció. Equipo duro. Aliento volcánico. Sudor en grupo. Músculo. Eso sí, a su versión mejorada ante el Girona le costó encontrar la puntería. No la halló hasta el tiempo de descuento con el penalti anotado por Aduriz. San Mamés sonó a alivio. La espita se abrió. Hubo lágrimas bañadas en emoción contenida. Para Gaizka Garitano era su debut en la Liga como técnico del Athletic y fue su primera victoria. «Hemos jugado para ganar. Hemos merecido la victoria por todo lo que hemos empujado. Nos ha costado hacer gol, pero al final ha llegado. Lo merecíamos», subrayó Garitano, que mantuvo la calma. Su rostro no suele traducir lo que siente por dentro. Y pide calma: «Esto va a se largo. No se sale de ahí abajo en dos semanas». Ha vestido a sus futbolistas con el buzo y con ellos se ha puesto a picar piedra.

«Estoy muy contento por la victoria. Hemos controlado lo que queríamos hacer», señaló. Se vio reflejado en la actitud de sus jugadores. El sello de Garitano. «Los equipos hablan por el entrenador. Lo que se ha visto en el campo es lo que creo que hay que hacer. Aquí lo que importa ahora es ganar. La manera... Bueno, hoy ha sido una buena manera, con centros por las bandas. Lo característico del Athletic», indicó. En este punto destacó a Córdoba: «Quiero equilibrar el equipo. Necesitamos velocidad por la banda y Córdoba tiene gasolina. Le he visto bien».

Nada más sumar este triunfo tras trece jornadas sin ganar, Garitano se acordó de inmediato del público. Hubo lágrimas en la grada cuando el árbitro pitó el final. Suspiro por la victoria. «Quiero agradecerle a la gente su apoyo. Nos han empujado muchísimo. Esa comunión nos ha reforzado. El equipo ha puesto de su parte, que es lo que tiene que hacer», destacó.

Y en esa situación de agobio por ocupar puesto de descenso, el técnico alabó el equilibrio que mostró su equipo. «No nos hemos descompuesto. No hemos ido a la desesperada. El equipo ha sido paciente. No ha perdido la idea, el orden. Es de lo que más contento estoy. Hemos mantenido la cabeza fría». La insistencia premió al final al Athletic. «Hay que llegar al último cuarto de hora con orden. Hemos tenido paciencia en una situación muy complicada para nosotros». Su equipo supo vivir con la urgencia clasificatoria.

«Da confianza»

El conjunto rojiblanco se mostró, además, sólido en la defensa. «Quitando el resbalón de Núñez, el equipo ha estado serio. Empezar a ganar desde la defensa es clave. Da equilibrio y favorece el juego de ataque». Así llegó el triunfo. «Esto va a dar confianza a los jugadores. Con las derrotas la pierdes. Llevaban meses sin ganar. Han trabajado para esta victoria», añadió.

Ante los micrófonos, Garitano utilizó en varias ocasiones la palabra 'orden'. «Teníamos que mantener la portería a cero. Ellos son peligrosos con la velocidad de Portu. Tenemos que hacer los partidos largos, utilizando las bandas», explicó. Y cuando el rival se cierra, hay que ensanchar el campo. Por eso sacó del césped a Williams, que se había quedado sin espacios, y metió a Susaeta, «que puede combinar con Capa». San Mamés, aliviado este lunes, ya se hace una idea de cómo coloca Garitano las piezas en el tablero rojiblanco.

 

Fotos

Vídeos