Garitano: «Si un penalti ha sido, el otro también»

Garitano da instrucciones a Iturraspe, antes de saltar al terreno de juego. /
Garitano da instrucciones a Iturraspe, antes de saltar al terreno de juego.

Una vez asegurada «la permanencia», Gaizka Garitano se fija como meta el partido ante el Getafe, con una plaza de Champions en juego

J. GÓMEZ PEÑA

En muchas ocasiones, el fútbol funciona como una moneda al aire. Y el resultado lo dictan las rachas. Al inicio de esta temporada, al Athletic siempre le tocaba la cruz. Desde que está Gaizka Garitano en el banquillo, toca cara, como en este último partido ante el Levante, un rival al que ahora se le acumulan las cruces y que sigue cuesta abajo hacia los puestos del descenso. El Athletic, en cambio, mira al techo, a los puestos europeos. Ya se puede decir en voz alta.

Noticias relacionadas

Hasta Garitano, tan prudente, esboza una sonrisa al pensar en el futuro. «Con esta victoria, la tercera consecutiva, cerramos la permanencia. Cogimos el equipo con 11 puntos y lo hemos conseguido ahora. Pero no nos podemos conformar con este objetivo. Hay que ir a ganar a Getafe», anima el técnico. El Getafe es el cuarto en la Liga y está a cuatro puntos, la distancia que separa al conjunto rojiblanco de la Champions.

Al preparador rojiblanco se le vio comentar algo al cuarto árbitro durante el partido. Es fácil imaginar que le manifestaba una protesta. «Es que en el primer tiempo la decisiones arbitrales eran siempre para el otro lado. Yo no me suelo quejar de eso. Desde el banquillo he visto muy parecidos los dos penaltis, el suyo y el nuestro, si uno lo era el otro también», comparó al comentarle las protestas del Levante por la pena máxima sobre Iker Muniain en el tiempo de prolongación.

«Nos ha tocado sufrir»

El paso adelante del Athletic llegó tras un final casi agobiante, con el equipo encerrado ante el acoso rival y con un penalti salvador anotado por Muniain. «En la segunda mitad nos ha tocado sufrir, el empate a dos se veía venir. Pero sin estar bien en ese periodo hemos tenido ocasiones para marcar», defendió.

Garitano reconoció que a su equipo le había «faltado frescura en la segunda mitad». «No hemos tenido –constató– tanta presencia en el centro del campo. Raúl no podía seguir, Capa tampoco, Williams estaba cansado... No he podido sacar del banquillo a gente que podía apretar más arriba. Se puede decir que el primer tiempo ha sido nuestro y el segundo, de ellos», resumió.

En ese punto, la fragilidad vista en el centro del campo, a Garitano le recordaron la baja de Dani García, una pieza clave en su esquema. «Tengo confianza en todos. Lo que pasa es que no contamos con otro jugador como Dani. No es que sea mejor o peor. Es el único específico en su posición», explicó el técnico, ya concentrado en el duelo ante el Getafe, en otro patido que si la moneda cae de cara acercará al Athletic a un objetivo con el que ni soñaba hace unos meses, la Champions.