Una gesta para soñar

Una gesta para soñar
efe
GARAZI MURUAJugadora del Athletic

España logró ante Sudáfrica una histórica e importantísima victoria en el primer partido de la fase de grupos. No fue buena la primera parte de la selección y Sudáfrica se puso por delante en el marcador en el minuto 25 gracias a un gol de Thembi Kgatlana. España estuvo muy plana, sin profundidad y le costó finalizar las jugadas. Tras el descanso, el equipo reaccionó con la entrada de Lucía García y Aitana Bonmatí, que revolucionaron el partido, gracias a su dinamismo y profundidad. Nahikari García también aportó mucha movilidad en ataque. Jenni Hermoso (MVP del partido) convirtió dos penaltis, el segundo cometido sobre Lucía García, y en los últimos minutos la delantera rojiblanca anotó el tercero que sellaría el resultado final.

Hoy toca enfrentarse a Alemania, el rival más potente del grupo y siempre favorita en los grandes campeonatos internacionales: 8 veces campeona de Europa, 2 veces campeona del mundo y actual campeona olímpica. Además, ocupa el segundo puesto en el ránking FIFA. Casi nada. A pesar de ser una de las mejores selecciones, España deberá tratar de aprovechar que Alemania se encuentra inmersa en una etapa de transición que mezcla juventud y veteranía; así como el hecho de que su estrella, Dzsenifer Marozsan, será baja tras sufrir una lesión en el pie. Sin duda una ausencia muy sensible, de ahí que pueda ser un buen momento para lograr un resultado positivo.

La selección española deberá hacer un partido perfecto en el apartado defensivo, frenando los acercamientos de jugadoras muy técnicas como Lina Magull, Melanie Leupolz, Sara Däbritz, Svenja Huth o la jovencísima Lena Oberdorf y el peligro rematador de Alexandra Popp. Alemania es una de las selecciones más completas en todos los aspectos del juego: mueve la pelota con criterio, es peligrosa en las transiciones rápidas y tiene un buen juego aéreo. Por ello, España deberá ser intensa y agresiva, defendiendo de una manera compacta, concediendo pocos espacios entre líneas, pero sin renunciar a tener el balón y atacar. China, una selección muy ordenada, fue capaz de poner en serias dificultades a las teutonas, que solo pudieron ganar por la mínima y sufriendo las ocasiones de su rival.

España tiene argumentos de sobra para plantear un partido difícil y aprovechar sus opciones. Es un equipo tácticamente inteligente y con mucho talento individual en todas las líneas. Jugando un buen partido en defensa, generará problemas a Alemania si imprime velocidad al juego y aprovecha la movilidad de jugadoras como Jenni Hermoso, Aitana Bonmati o Nahikari García, que además se asocian muy bien entre ellas. Y también si es capaz de sacar provecho de las peligrosas carreras al espacio de Lucía García, como se vio en la segunda parte del choque ante Sudáfrica.

Hay que creer en la victoria, que pondría a España líder en la clasificación del Grupo B, pero incluso un empate sería un buen resultado, ya que, a falta de jugar ante China, dejaría a la selección con todo de cara para pasar a octavos de final. A pesar de las diferencias entre Alemania y España -una selección 'top' versus una selección emergente que promete ser revelación; una selección asentada contra otra en pleno crecimiento, reflejo también de las diferencias entre sus ligas y número de jugadoras federadas-, el escenario invita a soñar y creer en la gesta. Será un partido crucial que puede determinar en buena parte las opciones de pasar a la siguiente fase, pero en un juego que es 11 contra 11 y a 90 minutos, ¿por qué no?