La grada de animación ya está lista. / JORDI ALEMANY

La grada de animación y el nuevo césped de San Mamés lucen perfectos

La Catedral tiene todo listo para el estreno en liga del Athletic ante el Mallorca, el lunes a las 17.30 horas

CARLOS NIETO GARCÍA

San Mamés está listo para inaugurar la temporada 22-23. A 48 horas de que el balón eche a rodar con la visita del Mallorca en la primera jornada (lunes a las 17.30 horas), el Athletic ha hecho los deberes a tiempo en los dos cometidos a los que se enfrentaba La Catedral: el octavo cambio de césped y la nueva grada de animación aprobada por la junta de Aitor Elizegi, que llevó a cabo uno de sus proyectos estrella.

Los trabajos en la grada baja de la tribuna Norte se iniciaron a principios de julio. Entonces los operarios del club comenzaron a levantar los asientos de la zona para que los aficionados que ocupen los lugares más próximos al césped (las primeras cinco filas) vean el partido de pie. Aquellos que se sienten detrás también estarán 'invitados' a levantarse de sus asientos y cuentan con una barra de separación para apoyarse. Es de suponer que los más de 4.000 hinchas rojiblancos que desde el lunes se dejen la voz disfrutarán del partido sin estar sentados.

Se trata de ubicaciones 'safe standing'. Es decir, los 'rail seats' o asientos abatibles que permiten a los aficionados la seguridad de ver el fútbol de pie sin riesgo de avalancha para esos 4.074 espectadores, al estilo de otros campos de Primera como puede ser uno de los fondos de El Sadar, pero con una capacidad mucho mayor. El club también ha instalado dos bombos en el centro de la grada, justo detrás de la portería. A sus mandos se pondrán los elegidos para no dejar de animar e iniciar los cánticos de apoyo al equipo de Valverde.

Bombos colocados en la nueva grada de animación. / C. N.

En cuanto al césped, el noveno tapete del nuevo San Mamés luce en perfectas condiciones. Varios de los jugadores comprobaron este sábado nada más salir al entrenamiento con la mano y con sus tacos el estado de la hierba, colocada esta misma semana. Los últimos conciertos de Fito y Metallica han acelerado el octavo cambio desde su inauguración en 2013. San Mamés ya ha iniciado la cuenta atrás para que comience el espectáculo.