Urrutia adelanta las elecciones al 27 de diciembre y confirma que no se presenta

Josu Urrutia, durante la rueda de prensa de hoy ./Luis Ángel Gómez
Josu Urrutia, durante la rueda de prensa de hoy . / Luis Ángel Gómez

La crisis deportiva obliga al presidente a adelantar los comicios a diciembre y destaca que su sustituto «podrá fichar en el mercado de invierno»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

La grave crisis deportiva que atraviesa el Athletic ha obligado a Josu Urrutia a adelantar las elecciones a la presidencia del club al 27 de diciembre y a anunciar, como ya tenía previsto desde hace más de un año, que no se presentará a un tercer mandato. El dirigente rojiblanco había reiterado en numerosas ocasiones que su intención era mantener los plazos previstos por los estatutos y convocar a los socios en el primer trimestre de 2019, a más tardar el 20 de marzo. De hecho, cada vez que se refería a la cita con las urnas hablaba de enero, febrero o marzo. Y pedía que se tuviera en cuenta que en 2015 hubo tres meses de plazo entre el anuncio de comicios y su fecha, aunque finalmente no se celebraron porque nadie compitió con él. Finalmente, serán en diciembre, en plenas Navidades, y con solo siete semanas de tiempo entre el anuncio público y la apertura de urnas.

Urrutia y su junta directiva dibujaron un escenario casi idílico para agotar la legislatura confiados en que el proyecto de Eduardo Berizzo despertara de nuevo la ilusión de una masa social frustrada después de la horrorosa temporada pasada en la que el equipo cayó a las primeras de cambio en la Liga Europa, fue eliminado de la Copa por un modesto Formentera de Segunda B y acabó la Liga ¡el 16! Es decir, contemplaban despedirse en marzo del próximo año cumpliendo sus dos principales objetivos: dejar a su sucesor un club saneado y un equipo bien situado en la tabla. Sin embargo, no contaban con que en pleno mes de noviembre, disputadas ya once jornadas de Liga, el Athletic sea un equipo desnortado, con un técnico que pierde crédito día a día, algunos futbolistas fuera de forma y los llamados a liderar la nave desaparecidos en combate. El equipo está peor que la pasada campaña, el 17 y solo un punto por encima del descenso.

Ante este panorama desolador, Ibaigane ha decidido adelantar los acontecimientos, plegar velas y llamar a las urnas. El presidente ha apelado a criterios de «prudencia» para explicar su cambio de criterio. «La nueva junta podrá acudir al mercado de invierno si así lo necesita», ha indicado. El nuevo gobierno contará con ese ventana en su plenitud, aunque estará obligado a negociar en la campaña electoral. El mercado de invierno se abre el 1 de enero y se cierra el 31 del mismo mes.

Una decisión tomada desde hace tiempo

Urrutia es el tercer presidente que más tiempo ha estado en el cargo, siete años y cinco meses desde su llegada en 2011. Solo le superan Pedro Aurtenetxe (8 años entre 1982 y 1990) y Enrique Guzmán (9 entre 1950 y 1959). La decisión, como ya adelantó este periódico y él mismo confirmó en San Mamés, la tenía tomada hace tiempo.

Su intervención en la última asamblea de compromisarios sonó a despedida. «La semana pasada comuniqué a mi junta directiva que no voy a presentarme, y después de la conversación posterior, elegimos como fecha el 27 de diciembre. Ya dijimos que no hay fecha ideal, sino que hay que poner los intereses del club por encima», ha afirmado en la sala de Prensa de San Mamés. El lunes se le comunicó en persona a Berizzo.

Urrutia ha advertido que no consultará con los candidatos las decisiones deportivas que llegarán hasta su despedida. «Nuestra responsabilidad será hasta el último día. Si tengo que tomar alguna decisión que sea buena para el club, la tomaré».

El todavía dirigente ha hecho balance de sus siete años de presidencia, con una Supercopa, dos subcampeonatos de Copa, otro de Liga Europa y seis participaciones continentales. «Los resultados deportivos han ido más bien que mal, pero quiero tener la conciencia tranquila y decidí que lo mejor era irme. Yo he intentado transmitir mi visión del Athletic. Mis decisiones han tenido impacto en los demás y nunca he querido perjudicar a nadie. La mayoría de los socios nos han dado su respaldo». Y a sus 50 años se ha despedido con una reflexión. «Para mí ha sido un privilegio, pero no me voy del Athletic. Seguiré en otro lado».

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos