Guruzeta, Nolaskoain y Sancet se quedan en el primer equipo

Berizzo da instrucciones durante un entrenamiento./EFE
Berizzo da instrucciones durante un entrenamiento. / EFE

Berizzo adelanta que bajarán al filial en el caso de que no entren en la convocatoria

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Enigma resuelto. ¿Qué pasará con los meritorios que han pasado todos los cortes de Eduardo Berizzo y se han plantado en la prueba final? Pues que se quedarán en el primer equipo, confirmó el domingo el técnico argentino en Augsburgo. De este modo, Peru Nolaskoain, Guruzeta y Sancet, los tres 'cachorros' supervivientes, seguirán a sus órdenes. Eso sí, adelantó el preparador de Cruz Alta, reforzarán al filial de Gaizka Garitano en el caso de que no entren entre los 18 elegidos de cada convocatoria. «En un principio van a formar parte de nuestra plantilla, sino bajarán», expuso.

De este modo, de los siete 'meritorios' que arrancaron el curso, se quedan tres. Unai Simón se ha ido cedido al Elche, por la competencia en la portería, Iñigo Muñoz e Iñigo Vicente se quedan en el Bilbao Athletic –igual que Asier Villalibre, que no entra en este grupo de 'cachorros'–, y Andoni López se marchará cedido a un equipo de Segunda División, y el Numancia y el Córdoba apuestan fuerte por él. Han sobrevivido a la criba el central Nolaskoain, el atacante Guruzeta, y el centrocampista Sancet. «Las salidas no van a ser posible y menos con la gente que ha promocionado. Son futbolistas que optan a jugar en Primera División. Cuando el entrenador no les escoja van a poder a jugar. Ojalá ellos compartan esta decisión. No se van a quedar quietos y van a poder bajar».

Y se detuvo en Guruzeta, al que ya ha alabado en más de una ocasión desde que arrancó el calentamiento del curso hace más de un mes. «Lo imagino con nosotros como opción de ataque», defendió Berizzo, que ha destacado durante estas semanas su disposición a jugar en diversas posiciones: por la derecha, la izquierda, y también en punta.

De este modo, el Athletic, salvo sorpresa, no prescindirá de ningún futbolista más. «La salida de Kepa nos ha liberado un cupo. Y a mí no me incomoda lo más mínimo entrenar con mucha gente. Prefiero tener mucha gente y optar sobre ella. Cuento con todo el mundo», indicó. En este sentido, aplaudió el rendimiento del plan B en Augsburgo. «Debemos reconocer el esfuerzo de todo el mundo para jugar en el equipo, por apretar. Tuvimos, es cierto, algunos desajustes pero nuestra defensa se mostró firme, cosa que me gustó. Y también me quedo con otras cosas que han sucedido; la intensidad del juego, el que todo el mundo intenta meterse en el funcionamiento del equipo», sonrió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos