El acuerdo entre el PSG y Herrera para rescindir su contrato es «inminente», según L'Équipe

Christophe Galtier presiona a su club para que resuelva cuanto antes la salida del centrocampista, cuyas negociaciones con el Athletic están muy avanzadas

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Ander Herrera (Bilbao, el 14 de agosto cumplió 33 años) y el París Saint Germain negocian desde hace días la rescisión del contrato que vincula al centrocampista con la entidad francesa hasta 2024 a cambio de seis millones de euros netos anuales. El acuerdo es «inminente», según L'Équipe. El Athletic está muy atento a las conversaciones. En cuanto concluyan, no tendrá ningún impedimento para sellar el regreso del jugador, con quien la junta directiva de Jon Uriarte tiene prácticamente ultimado un acuerdo.

Todas las piezas encajan. El PSG quiere desprenderse del jugador -al que hace entrenar al margen de la plantilla-, Herrera ha indicado al Athletic que su prioridad es regresar al club que abandonó en 2014 y Jon Uriarte desea reforzar el equipo con el futbolista que llegó en 2011 procedente del Zaragoza.

Las negociaciones en París avanzan, pero no terminan de cerrarse. Hay mucho dinero en juego. Herrera tiene pendientes de cobro 16 millones netos, doce por sus dos años de contrato y cuatro más por el 40% de la prima de fichaje pactada cuando llegó gratis desde el Manchester United en 2019.

No a otras ofertas

Las fuentes cercanas a las conversaciones consultadas ayer por este periódico confían en que se cierren esta misma semana. El Athletic se ha encontrado en las últimas horas con un aliado inesperado, Christophe Galtier. Según L'Equipe, el entrenador presiona a Antero Henrique, director deportivo, para que desbloquee por fin la situación de Herrera y de los otros jugadores apartados y a los que la Prensa francesa llama Los Indeseables. Son Draxler, Icardi, Gueye y Diallo. Kehrer es el único que ha salido, con dirección al West Ham. El técnico se queja de que mientras sigan, el club no puede ir al mercado a por nuevos refuerzos. Además, su presencia enturbia el ambiente porque al resto de jugadores no les gusta ver a compañeros marginados.

Mientras tanto, el Athletic observa las negociaciones Herrera-PSG con el convencimiento de que son su último obstáculo para reforzarse con el centrocampista. Herrera no ha querido escuchar otras propuestas. El Athletic es su prioridad en cuanto salga del PSG, según comunicó a los dirigentes rojiblancos.

Las dos partes tienen muy ultimado el contrato que firmarán, pero aún quedan cuestiones por dilucidar. Una de ellas es su duración. Tal y como indicó este periódico, hay tres opciones, dos temporadas, dos más una por objetivos o tres.