Herrerín: «Ahora el equipo está bien plantado»

El portero Iago Herrerín./E. C.
El portero Iago Herrerín. / E. C.

El portero dice que con «Berizzo nos llegaban con muchas ocasiones muy claras» y con Garitano «casi no nos han tirado a gol»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

«Hablar de portería a cero me da miedo porque al siguiente partido te meten tres...» Los números de los tres primeros partidos de Gaizka Garitano en el Athletic colocan sobre la mesa la mutación vivida con respecto a la gestión de Eduardo Berizzo. El nuevo equipo rojiblanco hace gala de su solidez. Iago Herrerín lo celebra. El Athletic no ha cedido ningún gol en los tres partidos del deriotarra al frente del banquillo.

Herrerín habla de orden para explicar la mutación. «Ahora el equipo está bien plantado», se felicita. El proyecto Berizzo pivotaba sobre una feroz presión arriba para robar la pelota cerca del área rival, un juego de combinación que pecó de ser demasiado horizontal y defensas al hombre.

Con Garitano el plantamiento es otro. Si hay que ceder la iniciativa, se cede. Las líneas deben estar más juntas y cada jugador debe proteger su zona sin seguir al rival a donde vaya.

«Ha cambiado el estilo con respecto a Berizzo. Ahora se intenta ganar los partidos desde un orden, desde la defensa, sabiendo que arriba hay calidad que puede darnos los tres puntos siempre y cuando estemos fuertes atrás. Es preferible jugar un partido no bonito y sumar un punto que jugar bien y perder por cuatro. Los primeros que queremos jugar bien a fútbol y ganar somos nosotros, pero las cosas no estaban saliendo bien y lo que tenemos que hacer es simplificar las cosas, y a partir de ahí ya se intentará jugar al fútbol», ha resumido Herrerín en Lezama.

Se acabaron los excesos ofensivos e ir a tumba abierta, Herrerín repite dos palabras una y otra vez para explicar la mutación. Son orden y simplicidad. «El orden nos viene de aguantar nuestras zonas, de no volvernos locos a la hora de apretar. Debemos de saber que no hay ningún equipo que pueda hacer eso los 90 minutos. Ahora hay orden, repliegues con orden. Y a partir de ahí sabemos que somos un equipo duro que tarde o temprano tendemos ocasiones. Somos fuertes en defensa cuando estamos juntos».

A los porteros les viene bien el nuevo plantamiento, admite Herrerín. «Unai (Simón) y yo lo hablamos. Con Eduardo nos llegaban con más asiduidad y con muchas ocasiones muy claras. Ahora el equipo está bien plantado, casi ni nos han tirado, Eso te da tranquilidad. Para salir de abajo, lo importante era cerrar la barrera de los goles».

La apuesta por un juego sencillo ha llegado a todos los sitios del campo. Berizzo pedía a los porteros que buscaran a los laterales para darles el balón e iniciar el juego. Ahora la consigna es otra. Balón largo arriba. «Para el portero que nos simplifiquen las cosas es mucho más fácil».

El Athletic cierra el pobre 2018 con la visita del Valladolid el sábado. El Villarreal, empatado a puntos con los rojiblancos aunque fuera de descenso, no juega su partido de esta jornada porque la participación del Real Madrid en el Mundial de Clubes. Por tanto, bastaría un empate a los rojiblancos para ir al parón navideño fuera de descenso.

Sin embargo, el vestuario es consciente de que sigue con el agua al cuello. «El equipo se ha soltado un poco más. La dinámica comienza a a ser positiva. Nos medimos al Valladolid, que hace una gran temporada. Al Atlético de Madrid se lo piso muy difícil y no mereció perder. Es equipo fuerte atrás y alegre arriba, pero debemos centrarnos en los nuestro». Y para que nadie se relaje lanza una advertencia. «Es una final para nosotros. Cada partido debe ser una final. Hay que ser realistas, estamos en un momento de emergencia».

 

Fotos

Vídeos