Los hinchas del Athletic animan a los jugadores rojiblancos a sus llegada a San Mamés