Borrar
La profecía de Iribar para 2025 con mensaje al Real Madrid incluido

La profecía de Iribar para 2025 con mensaje al Real Madrid incluido

Muniain le cedió el micrófono y los athleticzales corearon su canción

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 11 de abril 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Txopo Iribar es más que el embajador del Athletic. Es una leyenda. Un mito. Y a sus 80 años, el club quiso tener un gesto con su exguardameta. Le invitó a la gabarra con los campeones y después levantó la Copa en el balcón consistorial junto a los capitanes Muniain y De Marcos, y el entrenador Valverde.

Muniain le presentó como «la mayor leyenda que hay» y los athleticzales presentes en el Ayuntamiento se arrancaron a cantar: «Iribar, Iribar, Iribar es cojonudo, como Iribar no hay ninguno».

Cuando la leyenda rojiblanca cogió el micrófono citó a todos para volverse a ver el año que viene. Agradeció el cariño mostrado y, tímidamente, cedió el protagonismo.

Pero durante su intervención dejó una profecía de cara al próximo : «El año que viene le ganamos la Copa al Real Madrid». El público estalló de alegría y coreó al Txopo.

Iribar acabó la fiesta visiblemente cansado. Seis horas de celebración dieron para mucho. Aunque el Txopo se guardó un último esfuerzo para mostrar al resto del país, lo especial que había sido la gabarra. Participó a medianoche en 'El Larguero' de la Cadena Ser, que se emitió desde la Sociedad Filarmónica de Bilbao, y contó divertidas anécdotas, como el día que Luis Aragonés intentó convencerle para fichar por el Atlético.

También tuvo sorpresas. Unai Simón y Julen Agirrezabala entraron en directo en el programa para destacar la figura de la leyenda rojiblanca: «Para nosotros es un honor tenerte a nuestro lado siempre, por todo lo que significas para el Athletic y nuestra gente. Eres un emblema. Te prometo que haremos de este club algo enorme». El Txopo agradeció sus palabras. Los responsables de 'El Larguero' le colocaron una txapela y el público presente en las gradas terminó coreando su canción.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios