Ibai Gómez: «Me gustaría retirarme en el Santutxu tras pasar antes por el Sestao River»

Ibai Gómez posó y firmó autógrafos a los 150 aficionados que acudieron a la charla y posterior cena en un hotel de Bilbao. /Fernando Gómez
Ibai Gómez posó y firmó autógrafos a los 150 aficionados que acudieron a la charla y posterior cena en un hotel de Bilbao. / Fernando Gómez

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Un hincha del Calahorra, de Segunda B, no se contuvo. «Espero que cuando dejes el Athletic, vayas a nuestro club», le dijo. «Gracias por la oferta», indicó Ibai Gómez. Eso sí, sus planes son otros. Quiere desandar el camino que le he llevado a la élite. Comenzó en el Santutxu, el equipo presidido desde hace treinta años por su padre, Miguel Ángel Gómez, y pasó por el Sestao antes de fichar por el Athletic. «El mejor sitio en el que puedo estar es en el Athletic, pero tengo muy claro que me gustaría retirarme en el Santutxu tras pasar una temporada de medio año o un año en el Sestao River», indicó.

Ibai ha dado ya sus primeros pasos en el banquillo. Entrenó a equipos inferiores del Santutxu. Quiere seguir como entrenador, aunque aún no tiene claro si aspira a un equipo de Primera o se conforma con seguir en el fútbol base. «Me gusta entrenar y seguiré por ahí cuando lo deje, aunque aún me siento como un chico de veinte años. No sé si me gustaría dirigir a un club en la élite porque aún no lo he probado, pero desde luego entrenar en categorías inferiores me encanta».

Le preguntaron a Ibai Gómez por sus mejores recuerdos individuales en un campo y citó dos, la asistencia de gol a Fernando Llorente que dio el pase al Athletic a la final de Liga Europa y el hat-trick que firmó con el Alavés en Girona.

Se refirió también a sus grandes ídolos. «Como jugador del Athletic, Julen Guerrero. Y fuera del Athletic, Zidane. Fijaos lo que supuso para mí jugar al lado de su hijo Enzo en el Alavés».

El extremo defendió a los jugadores como personas más normales de lo que se ve desde fuera. Y citó dos casos de gente que le ha sorprendido por su modestia. «Javi López, del Espanyol, me felicitó al acabar el partido ante ellos por mi vídeo de despedida del Alavés y Morata me parece muy majo». ¿Los defensas más complicados? «Piqué y Carvajal, que si te vas de él enseguida está de nuevo encima tuyo».