Ibai Gómez en uno de los partidos jugados con el Deportivo esta temporada. / RC DEPORTIVO

Ibai Gómez: «Jugaré en el Santutxu»

El exjugador del Athletic adelanta que la próxima campaña iniciará su carrera en los banquillos

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

Ibai Gómez (Bilbao, el viernes cumple 32 años) jugará hasta final de temporada en el Santutxu, el equipo que preside su padre Miguel Ángel Gómez 'Mitxelo' y en el que comenzó y jugó 16 años. Así lo ha adelantado el exjugador del Athletic al confirmar este miércoles en La Coruña que abandona el Deportivo y pone fin a su carrera en el «fútbol profesional».

«Estos meses posiblemente jugaré en el Santutxu, el club de mi barrio, en el que me formé, donde todavía está el entrenador de mi primer año senior (Juan Carlos Marco 'Marquitos'), mi padre es el presidente... Me hace ilusión y creo que así va a ser», ha indicado.

El Santutxu juega en la División de Honor, la máxima categoría del fútbol regional en Bizkaia. Lucha por regresar a Tercera, categoría que perdió el pasado curso. Es quinto con 16 puntos, a cuatro del líder Erandio.

Ibai ya entrenó con el Santutxu a finales de 2021. Allí coincidió con otro exrojiblanco, Urko Vera. Buscaba no perder la forma. «Ibai me ha dicho que, si no encuentra equipo en el mercado invernal, podría formalizar nuestra relación y ponerse a jugar con nosotros», dijo a este periódico su entrenador. Finalmente, el extremo firmó en marzo por el Foolad iraní y no reforzó al Santutxu.

¿Y cuando acabe la temporada? A Ibai le esperan los banquillos, en donde ya ha hecho sus pinitos y entre otros entrenó en el Santutxu a los rojiblancos Vencedor y Vivian. «Mi futuro pasa por ser entrenador, seguro. No sé la categoría. Es algo que echo de menos. Es también parte por lo que doy el paso de dejar el Deportivo. Seguramente, comenzaré ya la temporada que viene».

Ibai arrancó su carrera en el Santutxu. De allí pasó al Sestao, en Segunda B, en donde brilló tanto que en 2010 fue fichado por el Athletic, en el que permaneció hasta 2016, cuando se incorporó al Alavés. Su brillante etapa en Mendizorroza hizo que Ibaigane pagara en el mercado de invierno del curso 2018-19 tres millones por recuperarle. En 2020 se desvinculó definitivamente del Athletic.

«Después de haber hecho pública la decisión (de retirarse del fútbol profesional), me siento orgulloso y en paz. La cabeza y el corazón me lo piden y creía que lo mejor para todas las partes era tomar la decisión ahora. Lo llevo meditando desde hace un par de semanas. Lo tenía muy claro y no ha habido ninguna duda», ha explicado en La Coruña.