Ibai Gómez se acaba de teñir el pelo de rosa. / INSTAGRAM

Ibai Gómez, posible fichaje del Sporting si logran la permanencia

El extremo bilbaíno, que se encuentra sin equipo tras participar en la Liga de Campeones de Asia, fue un jugador clave para 'El Pitu' en el Alavés

JAVIER BARRIO

El Sporting tiene su planificación paralizada hasta ver si el equipo logra la salvación esta jornada en Fuenlabrada o, si para mayor disgusto del club tras el alivio del triunfo ante el Girona, tiene que buscar la permanencia en el último partido ante Las Palmas. A partir de ahí, cuando garantice la situación de continuidad en la categoría, el Sporting comenzará a avanzar en las primeras páginas del nuevo proyecto, teniendo que incorporar varios jugadores. Básicamente, porque hasta diez futbolistas terminan contrato, con la incorporación del valenciano Fran Villalba ya comunicada.

Uno de los nombres que gustan en las oficinas de Mareo es el del extremo Ibai Gómez (Bilbao, 1989), quien se encuentra sin equipo y que coincidió con Abelardo en el Alavés, que le dirigió en torno a un año, en dos temporadas diferentes, siendo un futbolista muy importante para él. También compartiría en Vitoria vestuario con Jony, haciendo de las bandas del Alavés una de sus principales fortalezas.

Posteriormente, en enero de 2019 y tras realizar una gran primera vuelta con el equipo vitoriano, que marchaba cuarto en Primera con 'El Pitu' a los mandos, fue recuperado por el Athletic, que pagó unos tres millones de euros. El extremo bilbaíno, de 32 años, ya fue objetivo del Sporting en el pasado mercado de verano, pero finalmente se fichó a Fran Villalba, quien se acomodó al enganche.

Ibai Gómez llegó a un acuerdo con el Athletic para rescindir su último año de contrato en julio, habiendo disputado 193 partidos, en nueve temporadas, en dos etapas diferentes, separadas por ese paso intermedio por el Alavés. Varios equipos de Segunda se interesaron por él entonces. Incluso llegó a negociar con Las Palmas, que le presentó una oferta. Finalmente empezó el curso sin equipo, manteniéndose en forma con un preparador y varios equipos, aceptando una oferta en los últimos meses para jugar en la Liga de Campeones de Asia con el club iraní Foolad Khuzestan. La experiencia, con la temporada avanzada, se saldó con unos setenta minutos competidos, pero con la vuelta del extremo a la competición.Aunque todo está pendiente de definir, si el equipo continúa en Segunda División, la intención de Abelardo y del propio club es reforzar todas las posiciones y contar con opciones de garantías para completar una temporada tan larga, sin que haya tanta diferencia de rendimiento cuando se registre alguna baja prolongada por lesión u otras cuestiones, como sí evidenció el actual proyecto en algún momento de la temporada.

Equilibrio financiero

El Sporting tendrá que hacer una corrección laboriosa este verano, necesitando realizar traspasos, aunque la idea es que sean contados y muy concretos, buscando evitar la marcha de determinados jugadores clave en el proyecto, como pueda ser Pedro. En ese proceso, con la necesidad de corregir un desfase de 7 millones de euros tras dos veranos sin ejecutar traspasos, el club debe hacer un complejo equilibrio financiero para buscar jugadores competitivos, algunos experimentados, de los que se tengan buenas referencias directas y que encajen dentro del tope.

En todo caso, antes tendrá que resolverse la permanencia, lo que verdaderamente obsesiona a Abelardo, quien se mantiene aislado y únicamente concentrado en el partido del sábado en Fuenlabrada (20 horas). Hasta que esta situación no se resuelva, el club no quiere avanzar nada. También porque no hay una valoración definitiva de algunos jugadores, a los que se está observando en este final, sobre todo a raíz de la llegada de Abelardo, quien quiere hacerse su propia composición de la plantilla con el día a día y el rendimiento de los partidos.