Imanol posa en los campos de entrenamiento del Eibar en Arrasate. / askasibar

Imanol: «Valverde fue claro conmigo: me dijo que un jugador joven necesita minutos»

«Garitano me pide que sea atrevido en ataque, que tenga chispa arriba y que atrás esté concentrado y tenga intensidad»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Arrasate

Zidenine Zidane, padre de Luca (portero del Eibar) es uno de la media docena de espectadores que ve entrenar al equipo azulgrana en Arrasate. Allí se ejercita el lateral izquierdo Imanol García de Albéniz, quien aceptó sin rechistar una segunda cesión del Athletic pese a que muchos ya daban esta fase por superada. «Valverde fue claro conmigo: me dijo que un jugador joven necesita minutos». Las cosas le van muy bien: pelea por el ascenso y, de los seis cedidos por el Athletic en Segunda, es el que más minutos ha jugado: 1.118.

– Llega de Gallarta al Athletic con 10 años. ¿Cómo lo recuerda?

– Recuerdos muy bonitos. Que te digan que vas a entrar en el Athletic es el sueño de todos los niños de Bizkaia y Euskadi. Empecé a ir a entrenar y probar durante todo el año de benjamín de segundo año. Nos juntaron a 24 o 26 en Lezama y nos dijeron que entrábamos al alevín. Un alegrón impresionante. Y desde ahí por suerte no he parado.

– De niño jugaba a pelota. ¿Le costó dejarla por el fútbol?

– Los dos primeros años de Lezama jugaba los sábados a las mañanas a fútbol y a las tardes a mano de zaguero. De no ser jugador, habría seguido con la pelota, pero el fútbol tiró más.

– Como le sucedió a su paisano Del Horno.

– Como buen gallartino, el que me gustaba era él. Tengo buena relación con él.

– ¿Qué le aconseja?

– Que sea yo, que sea atrevido y que vaya para adelante, pero cuando estoy con él hablamos más de pala y de frontón que de fútbol.

– ¿Cómo le fue en Miranda?

– Estaba preparado para salir y ver qué había fuera. Los recuerdos son muy bonitos. Me valió para estar sólo. Nos obligaban a vivir allí. Hicimos una buena piña. Me sirvió para ser más responsable.

– Vuelve en pretemporada al Athletic, pero no se queda. ¿Es una decepción?

– Consideraba que podría estar preparado para por lo menos tener la oportunidad, pero hablé con Ernesto (Valverde) y fue claro. Me dijo que un jugador joven necesita minutos y no me arrepiento de haber venido. Me dijo que estaba contento conmigo, que le estaba gustando lo que estaba viendo, pero al final la competencia era alta y lo que necesitaba era muchos minutos.

- Berchiche y Balenziaga han sufrido lesiones. Es probable que hubiera tenido partidos en caso de quedarse. ¿Se arrepiente?

– A toro pasado no se puede hablar. Cuando yo estaba, Yuri estaba a un nivel increíble como gran jugador que es. Balenziaga también con su carrera es un jugador muy contrastado. Cuando yo estaba, los dos estaban a su nivel y en ese momento salir era normal. Desde que llegué aquí sólo pienso en jugar y ascender.

– Tuvo más ofertas. ¿Por qué el Eibar?

– Porque el proyecto me gustaba. Es un equipo ambicioso que quiere subir a Primera, hay más exigencia. Me viene bien para jugar minutos y acumular más experiencia. Venir a este club como es un reto. Desde el primer día que llegué el objetivo es ascender. El entrenador (Gaizka Garitano) me exige mucho y con él voy a mejorar mucho.

– ¿Qué le pide?

– Que sea yo, atrevido y vaya para adelante, que tenga chispa y atrás ser un buen defensor y estar atento, concentrado e intenso.

– No tendrá queja, titular en 12 de los 14 partidos de Liga.

– No me puedo quejar. Estoy muy contento por los minutos jugados. Cada vez encuentro mejor y voy a ir a más.

– Es un lateral de esos a los que les gusta ir hacia arriba. ¿Cómo se conjuga atacar y a la vez estar atento a defender?

– Tienes que ser muy completo. No te vale sólo con defender ni sólo con atacar. En los sistemas de juego de hoy en día los laterales son muy importantes y tienen mucha influencia. Y ves los datos físicos de los equipos y los laterales son los que más kilómetros recorren.

«Te aseguro que subimos»

– ¿Cuál es su objetivo personal esta campaña?

– Dar otro paso más para decir que puedo jugar el Athletic.

– Si fuera espectador, ¿qué es lo que más le gustaría de usted?

– La chispa que tengo hacia el ataque, a donde llego mucho, y combinar con los compañeros. Gaizka nos pide que los laterales seamos profundos.

– Y ese mismo espectador ¿en qué diría que debe mejorar?

– En mi familia se ponen nerviosos porque a veces juego demasiado tranquilo y confiado, pero creo que es más positivo que negativo. ¿Mejorar? Estar más concentrado y más agresivo atrás, pero creo que lo estoy mejorando con creces este año.

– ¿Va a subir el Eibar?

– Sí. Te aseguro que sí.

– ¿Cómo ve a Nolaskoain, cedido también en el Eibar?

– Cada vez mejor. Siempre me ha gustado. Es completo. Tiene mucha clase. Espero que siga a más porque tanto en el Eibar como en el futuro con el Athletic será un jugador muy importante.

– ¿Un técnico que le marcado?

– Joseba Etxeberria (Bilbao Athletic y Mirandés) ha sacado lo mejor de mí en tener mucha responsabilidad con balón, asociativa, en construcción de juego, me daba libertad... Y daba mucha importancia a la mentalidad, a tener hambre.

– ¿Tiene contacto con Mikel González, responsable de cedidos?

– Sí, con él y con Eneko Bóveda. Hablamos mucho y nos ayuda bastante. El año pasado en Miranda hablaba con gente del club, pero era distinto. Este año han dado un paso y sentimos que tenemos la gente del club cerca.