Iñaki Williams con su madre y su hermano Nico, junto a una foto tomada en Ghana. / instagram

Los hermanos Williams, de vacaciones en Ghana para no olvidar sus orígenes: «Mis ancestros, mi sangre»

Los jugadores del Athletic regresan de nuevo al país africano de donde proceden sus padres acompañados de la novia de Iñaki, Patricia Morales

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Muchas personas aprovechan sus vacaciones para regresar a sus pueblos o al de sus padres, lo mismo da, y así volver a abrazar a esos familiares lejanos por la distancia pero cercanos en el corazón. Es lo que han hecho este año los hermanos Williams, que se encuentran pasando unos días de descanso en Ghana. «Mis ancestros, mi sangre», ha escrito Iñaki en su nueva entrada de Instagram que incluye una fotografía de un modesto barrio del país africano y un vídeo grabado desde un vehículo de un paseo costero.

Iñaki y Nico se encuentra en Ghana acompañados por la novia del mayor de los hermanos, Patricia Morales. A través de la huella de todos ellos en las redes sociales, se ve que han estado en Tema, una ciudad de 209.000 habitantes situada en la costa atlántica africana, al este de la capital del país, Acra. En un vídeo, es el pequeño de los Williams el que disfruta de un precioso atardecer tumbado en una hamaca en la tierra de sus padres.

Vídeo. Nico Williams disfruta de un atardecer en Ghana. / Instagram

Las estrellas del Athletic se han fotografiado con varias personas en su periplo por el país africano. Bajo estas líneas aparecen junto a una pareja, que sentada en un sofá rojo posa sonriente con los futbolistas, ante la presencia de un buen número de curiosos que aparecen reflejados en el cristal de la ventana.

La novia de Iñaki, Patricia Morales, ha visitado una escuela y se ha fotografiado junto a niños de la localidad. «Qué feliz he sido hoy», ha escrito en Instagram, donde ha subido imágenes y vídeos.

La novia de Iñaki, Patricia Morales, también ha compartido fotos en Instagram.

Iñaki Williams, por su parte, ha compartido un vídeo en el que se puede observar un poblado. Sobreimpresionada en la grabación aparece una bandera del país.

Vídeo. Vídeo grabado por el propio futbolista. / instagram

De padre ghanés y madre liberiana, Iñaki Williams nunca ha ocultado sus orígenes humildes. Todo lo contrario. El delantero rojiblanco, nacido en Bilbao, ha ensalzado siempre que ha podido a sus progenitores, María y Félix, que escaparon de la pobreza de Ghana prácticamente con lo puesto en busca de un futuro mejor. Su marcha fue un auténtico vía crucis desde que salieron de Acra para después cruzar el Sáhara a pie, en lo que fue un auténtico infierno con temperaturas abrasadoras. «Sufrieron mucho. Dejaron gente atrás, tuvieron que enterrar gente atrás, tuvieron que beber hasta su propia orina», ha rememorado en diversas ocasiones.

Williams ha explicado que sus padres «fueron engañados» y que «no sabían que iban a pasar esas penurias» en un viaje por el que «todavía tienen heridas en el cuerpo». Ya en Melilla, después de una travesía de pesadilla y saltar la famosa valla de la ciudad autónoma, encontraron a un abogado que les aconsejó que declararan que venían de Libia para pasar por refugiados de guerra y evitar así su deportación. «Rompieron sus documentos. Así les dieron asilo político», ha narrado el futbolista. Y de ahí, a través de Iñaki Mardones, un sacerdote de Cáritas que los acogió y al que el mayor de los Williams debe su nombre, la familia comenzó en Bilbao su nueva vida para después pasar a residir en Pamplona, donde nació Nico.

Orgulloso de su madre

Un final feliz para un calvario que María pasó con el handicap añadido de que estaba embarazada de Iñaki durante su dura travesía por el desierto, lo que ha supuesto para su hijo un auténtico motivo de orgullo ensalzándola siempre que puede por su valentía. Lo pasó tan mal que la mujer quiso ahorrarles a sus vástagos el mal rato de contarles una historia vital tan dura. «Siempre me decía que habían venido en avión hasta que a los 19 años me contó la verdad», recuerda Williams en cada entrevista que concede. «Lo más reconfortante es verla feliz», suele añadir.

El hecho de criarse como un bilbaíno más no supuso que Williams se desligara de sus orígenes africanos. Ya en 2015 su nombre sonó para incorporarse a la selección de Ghana, al ser hijo de un oriundo de ese país, y este mes de abril los rumores se volvieron a acrecentar ante la cercanía del Mundial de Qatar. Pero, de momento, tanto él como su hermano, que han disputado partidos con la sub-21 y el primero incluso un amistoso con la absoluta, prefieren reservarse para vestir la camiseta de La Roja en partido oficial.

En todo caso, y como ha dicho Iñaki en más de una ocasión, «represento a mucha gente que vino de fuera y que ahora, como yo, son de aquí». Por ello, tanto él como Nico no olvidan al montón de primos y tíos que les esperan en la tierra de sus progenitores a la que tratan de volver siempre que pueden. Es «muy emotivo ver los lugares y el ambiente de los que me habían hablado mis padres. La ciudad es muy bonita», recordaba el menor de los Williams en XL SEMANAL. «No sabemos lo que es vivir en África, pero los valores y la cultura de mis padres son parte de mi identidad y eso es algo que nunca voy a olvidar», prometía Iñaki en esa misma entrevista. Y, como se puede comprobar, lo está cumpliendo.