Iñigo Martínez pugna con el delantero griego Douvikas. / REUTERS

Iñigo Martínez, baja con España, pero espera jugar el viernes ante el Levante

El central se pierde el decisivo partido ante Suecia y su evolución dirá si puede jugar con el equipo rojiblanco en el retorno a la Liga

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

Malas noticias para Luis Enrique e Iñigo Martínez. El central del Athletic, uno de los mejores de La Roja el jueves en el triunfo en Grecia, se pierde esta noche el decisivo España-Suecia (20.45 horas) por la lesión que sufrió en Atenas.

El ondarrutarra fue titular en Grecia y forzó el penalti que dio a España un triunfo vital. Pidió el cambio en el tramo final del choque por unas «molestias en el gemelo». «Se le ha subido un poco y con la tensión que había es una cosa normal», explicó Luis Enrique. «Es importante saber decir basta y así ha sido. He decidido parar», añadió el central.

Aparentemente, la lesión de Martínez no es grave, pero la realidad es que es uno de los dos descartes de Luis Enrique para el partido en el que España se juega su clasificación directa al Mundial. El otro es Pablo Fornals, centrocampista del Aston Villa. A cambio, en la lista de convocados facilitada por la Federación Española a la UEFA entran el realista Mikel Merino y el central Diego Llorente.

Luis Enrique se queda así sin uno de sus jugadores decisivos en Atenas. La pareja Laporte-Iñigo Martínez encajó a la perfección. Se compenetraron, se mostraron firmes, no dieron ventaja a los atacantes a sus espaldas, dominaron por arriba e iniciaron el juego con mucho sentido.

Martínez se reintegrará mañana a los entrenamientos del Athletic. En Lezama confían en que juegue el viernes en el campo del Levante (21.00), aunque todo queda a expensas de su evolución. De hecho, el propio jugador ha trasladado de que no se trata de un problema de envergadura y que por tanto da por hecho que estará en el retorno a la competición.

Para Marcelino recuperar a Martínez es fundamental en un centro de la defensa con muchas bajas. Dani Vivian no volverá al menos hasta septiembre y, si el ondarrutarra no se recupera, el entrenador sólo tendrá dos jugadores específicos en la primera plantilla para el viernes. Se trata de la pareja Yeray-Nuñez, que ofreció un poble rendimiento ante el Cádiz.