Iñigo Martínez llegará muy justo al inicio de la Liga

Iñigo Martínez abandona el entrenamiento lesionado/
Iñigo Martínez abandona el entrenamiento lesionado

El jugador rojiblanco se lesionó el gemelo durante el entrenamiento del viernes

JUANMA MALLO

Iñigo Martínez estará al menos tres semanas de baja, en la mejor de las previsiones, después de que el viernes se retirara del entrenamiento por molestias en el gemelo izquierdo. E incluso podría perderse el inicio de la Liga, previsto para el fin de semana del 18 de agosto. Las pruebas médicas realizadas determinaron que el central del Athletic, el primer caído de la pretemporada rojiblanca, sufre «una lesión muscular de carácter moderado (grado II) en la zona proximal del gemelo interno de su pierna izquierda. El periodo de baja se establecerá según su evolución de los próximos días». Lo mínimo para recuperarse son tres semanas y, a partir de ahí, el tiempo se puede prolongar.

En la sesión del viernes, Iñigo sintió un dolor mientras jugaba uno de los partidillos organizados por Eduardo Berizzo. No pudo continuar, y se tuvo que retirar al interior del vestuario de Lezama, después de que el doctor rojiblanco, Paco Angulo, y los fisioterapeutas le trataran. De hecho, le colocaron hielo como primer tratamiento de urgencia, y le sometieron a un nuevo examen que ha determinado un contratiempo físico que le dejará fuera de combate al menos hasta después del amistoso contra la Real Sociedad, que se disputará en Irún el 4 de agosto a las 18.15 horas. Y, en función de cómo se recupere, su baja se puede prolongar.

No estará seguro en los 'bolos' de Amorebieta (jueves 19) ni en Barakaldo (domingo 22). Tampoco en la Copa de las Tradiciones, que se jugará en Duisburgo el 28 de julio, durante el stage en De Lutte, ni frente a su exequipo. Iñigo ya se perdió el pasado verano el 'stage' veraniego de la Sociedad de Eusebio, entonces por una lesión en el glúteo derecho, que le mantuvo al margen de sus compañeros buena parte de la temporada. Reapareció, pero poco después volvió a caer, en esta ocasión por una dolencia en el músculo obturador externo de la cadera izquierda, que le impidió estrenar la temporada con el equipo txuriurdin. La mala suerte regresa para Iñigo. Su ausencia, con total probabilidad, provocará que Yeray y Núñez conformen el eje de la zaga, aunque Berizzo probó el viernes con Etxeita y Andoni López por la izquierda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos