Iñigo hace una parte del entrenamiento con el grupo

Iñigo golpea la pelota en el entrenamiento de esta tarde. /Juan Echeverría
Iñigo golpea la pelota en el entrenamiento de esta tarde. / Juan Echeverría

El central participa en los ejercicios de posesión organizados por Garitano en Marienfeld, pero no entra en el bloque en el que se ensayaron los movimientos de ataque ni en el partidillo

Juanma Mallo
JUANMA MALLOEnviado especial. Marienfeld

Iñigo Martínez participó este jueves por la tarde en la sesión de entrenamiento en Marienfeld. Después de estar apartado durante toda la semana en alemana, el central de Ondarroa realizó una parte de la práctica con sus compañeros. Primero, tocaron la pelota, y luego Garitano dividió al equipo en dos grupos: en uno de ellos; Iago, De Marcos, Vivian, Yeray, Balenziaga, Sancet, Vesga –se cambiaban con Beñat–, Larrazabal, Raúl García, Vicente, Aduriz y Kodro. En el otro; Capa, Núñez, San José –también entraba Peru Nolaskoain–, Yuri, Dani García, Unai López, Ibai Gómez, Muniain, Córdoba, Villalibre y Williams. Ganea no entró en ninguno. E Iñigo Lekue sigue al margen.

Mientras uno de los bloques realizaba ejercicios de posicionamiento, de movimientos sobre el césped, con el objetivo que la pelota llegara a la banda y el extremo hacia un centro, el otro hacía ejercicios de posesión, en los que se quedó Iñigo Martínez cuando se produjo el cambio de piezas. «El '8' tiene que llegar al rechace», gritaba Garitano a los futbolistas que efectuaban los ataques. «Acaba, acaba», les pedía. «Cogemos las posiciones». «En ésas Messi, mira dónde está», le recomendó a Iker Muniain.

A continuación, en el partidillo, «para trabajar la presión», Garitano fabricó otros equipos. En un bloque estaba de mediapunta Raúl, en el otro Muniain. De centrales, Peru y Núñez en una formación; y Yeray y Vivian. Kodro se cambiaba arriba con Williams, y Aduriz con Villalibre. Mientras tanto, Iñigo Martínez se retiró a una esquina del campo para continuar en su proceso de recuperación junto a Xabi Clemente. En total, el trabajo duró 90 minutos.