Iñigo entra en el grupo e Ibai se entrena con normalidad

Iñigo Martínez ha trabajado con el equipo esta mañana en Lezama. /Jordi Alemany
Iñigo Martínez ha trabajado con el equipo esta mañana en Lezama. / Jordi Alemany

El central se ejercitó con sus compañeros durante media hora y habrá que ver si llega al partido en Getafe, donde Córdoba es baja casi segura

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

Iñigo Martínez se integró este martes en la dinámica del grupo y se entrenó junto a sus compañeros en las instalaciones de Lezama durante aproximadamente media hora. El central se perdió el partido contra el Barcelona debido a unos problemas físicos y el lunes se mantuvo fuera de los círculos habituales de trabajo colectivo, pero este martes se puso a las órdenes de Gaizka Garitano y ejecutó los ejercicios iniciales con aparente normalidad. Habrá que estar atento a su evolución a lo largo de la semana y ver si llegará en condiciones al choque del sábado contra el Getafe. Su regreso dejaría sin sitio a Unai Núñez, quien cumplió con creces ante los blaugrana y que, de confirmarse la recuperación completa del de Ondarroa, retornaría al banquillo. El que está prácticamente descartado para el Coliseum es Iñigo Córdoba, quien hizo un entrenamiento corto y a la carta acompañado del preparador físico Xabi Clemente. El extremo se marchó tras unos 30 minutos de trabajo en solitario y poco después abandonó el campo número uno el defensa.

El que parece estar ya en perfectas condiciones es Ibai Gómez. El de Santutxu se entrenó el lunes con el grupo y también lo hizo en la sesión de este martes, en la que se le vio golpear la pelota con normalidad y participar en todos los ejercicios. Es más, también tomó parte en los partidillos confeccionados por Gaizka Garitano y terminó la jornada sin resentirse de sus problemas físicos que le impidieron estar en el encuentro del viernes.

Visita a la Basílica de Begoña

Las únicas ausencias fueron las de los lesionados Iñigo Lekue y Gorka Guruzeta. Garitano organizó una sesión muy dinámica en la que, más allá de la parte introductoria, dispuso varios partidillos en zonas de reducidas dimensiones y en las que se jugaba con un seis contra seis y también en inferioridades numéricas. Los rojiblancos volverán a ejercitarse hoy a las diez y media de la mañana en Lezama y lo harán a puerta cerrada. Una vez terminada la jornada, el equipo y los representantes institucionales realizarán la tradicional visita a la Basílica de Begoña (13.15 horas) y después tendrá lugar la comida oficial en San Mamés (14.30h).