Íñigo Vicente ve con buenos ojos ir cedido al Mirandés, que ya ha contactado con el Athletic

Dani Garcia, e Iñigo Vicente durante un entrenamiento del Athletic en Lezama/e. c.
Dani Garcia, e Iñigo Vicente durante un entrenamiento del Athletic en Lezama / e. c.

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Íñigo Vicente (Derio, 21 años) lo tiene claro. Desea ir cedido al Mirandés, club que ya ha abierto contactos con el Athletic para hacerse con un jugador al que el martes Gaizka Garitano comunicó que debe salir del club rojiblanco en busca de minutos.

La inesperada aparición del vizcaíno en el mercado ha abierto el deseo de numerosos clubes de Segunda. Deportivo, Zaragoza, Oviedo, Extremadura y Numancia han sondeado al futbolista.

Sin embargo, el mediapunta ya ha tomado una decisión. El especial interés que ha puesto el Mirandés por hacerse con él le anima a ir a Anduva y a elegir el club rojillo frente a otros de mayor potencial deportivo y económico.

Hay más factores que sopesa. Uno de ellos es que el cuadro de Anduva está dirigido esta campaña por Andoni Iraola, quien dejó huella como jugador en el Athletic. Vicente es un jugador muy especial. Los técnicos destacan su capacidad para ver espacios de pase dónde pocos los detectan en las inmediaciones del área. El deriotarra cree que el exlateral derecho es quien mejor le puede dar el último impulso hacia Primera. Estar a sus órdenes es algo que le motiva. Joseba Etxeberria, que se lo quiso llevar la pasada campaña al Tenerife y que este curso dirige al Bilbao Athletic, le definió como «el mayor talento» que ha dado Lezama en los últimos veinte años.

Además, Vicente entiende que para su crecimiento es mejor estar cerca de casa y en un club familiar como es el de Anduva. El Mirandés ya ha contactado con el Athletic. Fuentes del club rojillo indican que esperan cerrar el trato en breve. La excelente sintonía entre los presidentes, Aitor Elizegi y Alfredo de Miguel, juega en favor de los intereses del club de Miranda.

A mediados de junio coincidieron en este municipio en un acto organizado por la Cofradía Mirandesa de Bilbao. Al equipo de Anduva le quedaba por jugar la última elimina de ascenso a Segunda A. En medio de un ambiente de confraternización, De Miguel dijo a Elizegi ante todos los presentes que «nos gustaría tener algún cedido del Athletic si subimos». El dirigente rojiblanco sonrió y dijo tomar nota de la petición.