Borrar
Insultos homófobos a Unai Simón en Pamplona

Insultos homófobos a Unai Simón en Pamplona

'El día después' pone cara a varios integrantes del sector radical de Osasuna, ubicado en uno de los fondos de El Sadar, que le desean la muerte al jugador del Athletic además de llamarle «puto maricón»

A. Mateos

Martes, 22 de agosto 2023, 07:35

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unai Simón vivió un calvario innecesario el sábado en Pamplona. Los aficionados más radicales de Osasuna, ubicados en uno de los fondos de El Sadar, se dedicaron parte del partido a insultar gravemente al portero del Athletic.

Gracias a las imágenes difundidas por 'El día después', los insultos han salido a la luz. En el vídeo emitido ayer en Movistar Plus se observa cómo prácticamente todo el fondo realiza el gesto de la peineta al portero del Athletic, mientras otros directamente le desean la muerte. «¡Que te mueras!», se lee perfectamente en los labios de varios de ellos.

Las cámaras se centran en un individuo en concreto. Este, que continúa con el dedo del corazón levantado, se dirige a Simón, en un tono enérgico, con insultos homófobos: «Que te mueras, hijo de puta. Que te mueras, maricón. Puto maricón». A su alrededor, otros le recuerdan su carrera con La Roja: «Puta España y puta selección», cantan en coro.

LaLiga cuenta con cámaras y personal en los estadios que persigue este tipo de actos. Ya el año pasado se interpusieron unas cuantas denuncias por insultos racistas a Vinicius. Gracias a estas imágenes, el siguiente paso que podría dar la patronal sería interponer una denuncia ante la Federación Española de Fútbol (FEF), la Comisión Antiviolencia, la Fiscalía y luego los juzgados.

Unai Simón no se dejó influir por los insultos que le llegaban desde la grada y consiguió mantener el marcador a cero con cinco grandes paradas, incluso cuando el equipo se quedó con diez jugadores por la expulsión de Sancet: «Hemos empezado en su área y es lo que nos ha dado el partido. Hemos tenido la pausa que no tuvimos ante el Real Madrid, que las sensaciones no fueron buenas más allá del resaltado. Hemos cambiado la situación, le hemos dado un giro de 180 grados. Hemos tenido mucha más pausa con el balón en los pies», remató el arquero internacional tras el encuentro

Cinco paradas espectaculares que desquiciaron a Osasuna, que se quedó en blanco en su estadio: «Bueno, unos días que juegue bien juego bien, los días que juego mal juego mal. Siempre intento hacer lo mejor posible y ayudar al equipo. Hoy se ha dado que con unos menos (por expulsión de Sancet) el equipo necesitaba la ayuda de la defensa y del portero y así ha sido», relató un Simón, que pese a ser un hombre tranquilo, el Chimy Ávila le sacó de quicio. «No estoy muy orgulloso de hacer esas cosas, no valen para nada, solo te llevas una amarilla».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios