Borrar
Nico Williams denuncia insultos racistas en el Metropolitano: «He escuchado sonidos de mono»

Nico Williams denuncia insultos racistas en el Metropolitano: «He escuchado sonidos de mono»

El jugador del Athletic responde señalándo el color de su piel para celebrar su gol ante la grada desde la que supuestamente ha recibido el ataque

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 27 de abril 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La lacra del racismo ha vuelto a aparecer en el fútbol español. Y de nuevo por desgracia con un Williams como protagonista. Su hermano sufrió insultos de este tipo en el campo del Espanyol en enero de 2020, cuando abandonaba el terreno de juego por uno de los fondos y se enfrentó a los aficionados tras los insultos. Al pequeño le tocó ayer en el Metropolitano, cuatro años después de aquel triste suceso que vivió Iñaki. La Policía ha identificado a una persona como autora de los insultos racistas.

Todo sucedió cuando Nico se disponía a lanzar un córner en el fondo ocupado por el Frente Atlético en el minuto 37. En ese momento, el rojiblanco escuchó insultos racistas y se negó a lanzar, por lo que el árbitro decidió detener el encuentro.

Según explicó el extremo rojiblanco, escuchó la onomatopeya del mono, tal y como confirmó el protagonista a los micrófonos de Dazn al finalizar el encuentro. «He ido a sacar el córner y he escuchado sonidos de mono. La verdad es que han sido pocos, pero gente tonta hay en todas partes». El atacante del Athletic destacó que estos insultos racistas son intolerables porque «estamos luchando contra ellos. Tenemos en nuestros campos un gran problema, que es el de la educación y nos tenemos que volcar en él. Ha sido un pequeño incidente y esperamos que no vuelva a ocurrir. Hay que educar bien a los hijos. Al campo se viene a disfrutar, Lo otro es impresentable», criticó el joven rojiblanco

Iñaki Williams fue el primero en llamar la atención del colegiado, Martínez Munuera, respecto a lo que estaba sucediendo en esa zona del campo con su hermano. El valenciano reaccionó de inmediato y se dirigió a la carrera a la banda para hablar con delegado del Atlético de Madrid. Mientras tanto, el propio Nico se dirigía al juez de linea con gritos de «¿No lo has oído?, ¿no lo han oído?».

Ahí se puso en marcha el protocolo contra el racismo que existe en los partidos de la Liga. El encuentro quedó detenido hasta que por la megafonía del estadio se solicitó en dos ocasiones a los aficionados que «se abstengan de realizar cánticos ofensivos». Una buena parte del estadio reaccionó a esta demanda con silbidos. Mientras tanto, Giménez y Griezmann intentaban calmar a los hinchas radicales colchoneros.

Celebración reivindicativa

Ocho minutos después, Nico anotó el empate del Athletic ante la misma portería de donde surgieron los supuestos insultos y el delantero del Athletic corrió hacia el banderín de córner señalándose la piel de su brazo derecho. Un festejo con claros tintes reivindicativos. «He celebrado con un poco de rabia, porque no es normal que te insulten por tu color de piel», reconoció a la postre Nico.

Al acabar la primera parte Iker Muniain, el capitán del Athletic, se dirigió al colegiado y habló con él mientras le hacía gestos de que eso no podía ser. Al poco del arranque de la segunda parte, el Atlético dejó de actuar con medias tintas. Por megafonía habían tildado lo sucedido de «cánticos ofensivos». Sin embargo un post en la cuenta oficial en X del Atlético de Madrid ha destacado que la entidad «está en contra de cualquier acto de racismo o de odio». Una censura sin ambages.

«Nico habla en el campo», reaccionó por su parte el Athletic en redes sociales tras el gol de su jugador. LaLiga también denunció lo sucedido. La organización que preside Javier Tebas, que se personó como acusación particular con los que insultaron a Williams en el campo del Espanyol, ha reiterado que «condena cualquier gesto de racismo» y remarca que «seguirá trabajando para erradicar estos comportamientos intolerables».

El ataque a su compañero irritó mucho a Raúl García. «El que se equivoque que lo pague», reclamó antes de destacar que su compañero estaba irritado como lo está cualquiera «cuando se le falta al respeto». Iñaki también fue muy crítico. «El árbitro ha estado muy bien, La gente luego ha pitado a mi hermano. Es una pena. La gente tiene que pitar al que insulta, no a la víctima», lamentó.

Valverde se refirió al ataque racista en la sala de Prensa. «Nico estaba tranquilo. Es algo que lamentamos todos y que no nos gusta verlo en ningún sitio, Tenemos un grave problema en nuestros campos. Hay que dar un paso con el tema de la educación. La gente cree que va al campo a desahogarse con un jugador, un entrenador o un árbitro. Lo que tienen que hacer es disfrutar de los jugadores en el campo. El resto no lo termino de entender», ha reflexionado.

En el vestuario local, Koke salió a solidarizarse con su compañero atacado. El capitán del Atlético dijo no haber escuchado nada, pero remarcó que «estas cosas no deben pasar en ningún sitio y tiene todo mi apoyo», declaró al finalizar el encuentro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios