El análisis del rival por...

Intenso y difícil de superar

El Valencia no pasa por ser un equipo preciosista, pero es vertical en ataque y muy organizado y solidario en defensa

Jon Aspiazu
JON ASPIAZU

El sistema que impera en los equipos de Bordalás se ajusta al 1-4-4-2, aunque el técnico alicantino ha recurrido al 1-5-3-2 y al 1-5-4-1 en los tres últimos compromisos. Las estadísticas determinan que el Valencia no destaca por disfrutar de la posesión, se encuentra cómodo sin llevar la iniciativa. Tampoco es un bloque preciosista en la elab

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes