El plan B de Berizzo se queda seco en Alemania

Mikel Rico, en un momento del partido contra la Fiorentina./Juan Echevarría
Mikel Rico, en un momento del partido contra la Fiorentina. / Juan Echevarría

El Athletic empata a cero sus dos partidos del triangular de Alemania en el que los meritorios de Berizzo muestran firmeza atrás, pero pocas ideas arriba

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Nadie como los clubes alemanes para mimar a sus hinchas. No solo les dan fútbol barato. Las entradas para la Opel Cup costaban cinco y diez euros. Además les organizan un espectáculo familiar. Hinchables, payasos, toros mecánicos, puestos de salchichas, un concierto al acabar y los jugadores y entrenadores del Mainz sentados en una larguísima mesa junto a la puerta principal del estadio para hacerse fotos y firmar autógrafos a los seguidores.

Berizzo ha llevado este fin de semana a sus jugadores a un nuevo territorio, en el que comienzan a intuir por dónde van sus planes. El once que ganó a la Real Sociedad en Irún apunta a una gran mayoría de titulares mientras el que jugó en Maguncia queda formado por los que parten en segunda fila.

0 Fiorentina

Dragowski; Kevin, Nikola, Vitor Hugo, David; Benassi, Norgarrad, Gerson; Sottil, Eysseric y Graiciar.

0 Athletic

Iago Herrerín; Capa, Yeray, San José, Balenziaga; Iturraspe, Mikel Rico, Beñat; Guruzeta, Sabin Merino y Córdoba.

Penaltis
: 1-0. Beñat. 1-1. Eysseric. 2-1. Balenziaga. 2-2. Gerson. 3-2. Iturraspe. 3-3. Sottil. 4-3. San José. 4-3. Graiciar. Para Herrerín. 5-3. Sabin Merino.
Árbitro
: Patrick Alt. Amarillas a Milenkovic e Iturraspe.
Incidencias
: 3.000 espectadores en el primer partido de la Opel Cup.

Después de la buena noticia que dieron los titulares ante la Real Sociedad y que ha disparado el optimismo de los hinchas, los meritorios firmaron un primer duelo oscuro y un segundo potable. La segunda unidad de Berizzo salva su salida a Alemania con un aprobado. Lo mejor que tuvo fue la firmeza atrás. Apenas cedió un par de ocasiones a la Fiorentina y ninguna de sustancia al Mainz.

Lo peor fue la falta de recursos ofensivos. Dos faltas lanzadas por Beñat y un remate de cabeza tras un córner de Sabin Merino fueron lo único potable en esta faceta. En este sentido, el Athletic decepcionó. Fue incapaz de crear peligro en jugada. Solo lo alcanzó a balón parado.

Bajo un calor abrasador, que obligó a Berizzo a ver todo el partido con visera y a parar el duelo para que los futbolistas se refrescaran, los rojiblancos se estrenaron con un duelo desalentador ante la Fiorentina. El equipo rojiblanco renunció a un papel relevante en el choque. Se limitó a dejar la iniciativa a los de Pioli Stefano y a aguantar sus acometidas. Las únicas ocasiones que creó fue por medio de dos lanzamientos de falta de Beñat bien resueltos por Dragowski. Los italianos fueron mucho más dinámicos. Graiciar firmó sus dos mejores ocasiones, una de ellas con pelota estrellada en la base del palo tras romper a la defensa desde la banda izquierda.

La pretemporada comienza a dejar algunas certezas. Los cuatro medios centros que han llevado el equipo en los últimos años han sido Mikel Rico, Iturraspe, Beñat y San José. No parece que Berizzo les reserve misiones relevantes. Es difícil para todos ellos imaginarse como titulares en el primer partido ante el Leganés. San José ni siquiera se postula en el centro del campo. En el abanico de pruebas realizadas, Berizzo le valora como central, el puesto en el que jugaba hasta que Ernesto Valverde le sacó de ahí para reconvertirlo en un mediocentro táctico y con llegada. El problema para el navarro es que en su retorno a la retaguardia tiene por delante a Iñígo Martínez, Yeray y Unai Núñez. En Maguncia le colocó en los dos perfiles, como central izquierdo en el primer duelo y como derecho en el segundo. La apuesta de Berizzo parece clara. Los mejor colocados para jugar en el centro del campo son Dani García, Raúl García (que puede alternar esa posición con el ataque), Unai López (una de las sensaciones de la pretemporada) y Muniain.

La actuación de Iturraspe, Rico y Beñat respondió milimétricamente a lo que sucedió la pasada campaña. No fueron capaces de cambiar el rumbo del duelo ante la Fiorentina y dejaron que los italianos gobernaran la zona central. Partidos como esa primera parte no deben hacerles esperar ningún progreso en la consideración del técnico.

Otro empate contra el Mainz

El primer partido fue tan decepcionante que todo lo que sucediera en el segundo lo iba a mejorar. Berizzo decretó tres cambios. Raúl García apareció como centrocampista escorado a la derecha, un puesto al que se debe habituar. Le da al juego rojiblanco un punto de rabia que le viene muy bien.

0 Mainz

Muller; Brosinski; Bell, Niankaté, Busmman; Hotlmann, Gbamin, Baku, Onisiwo; Quaion y Mateta.

0 Athletic

Remiro; Capa (Sancet, m.35), Yeray, San José, Balenziaga; Iturraspe, Raúl García, Beñat; Lekue, Sabin Merino (Williams, m. 21) y Córdoba (Ganea, m. 29).

Penaltis
: 1-0. Mateta.1-1. Beñat. 2-1. Baku. 2-2. Williams. 3-2. Quaison. 3-3. Iturraspe. 4-3. Gbamin. 4-3. Ganea fuera. 5-3. Brosinski.
Árbitro
: Timo Geranch.
Incidencias
: 8.000 espectadores.

Lekue relevó a Guruzeta como extremo derecho. El donostiarra tuvo muy poco protagonismo en la primera parte. Para el bilbaíno es una pretemporada muy importante porque vive en la frontera de quienes no saben si se van a quedar o irse. Si quiere seguir, debe ofrecer duelos de mayor rango que el del Opel Arena.

Atrás, Remiro sustituyó a Herrerín. Sin estar demasiado exigidos, ambos cumplieron. Es un guardameta que llega fortalecido tras su paso por el Huesca. No se conforma con ser el tercer portero, puesto al que parece destinado. Se toma cada duelo con una máxima concentración. Este domingo se le escuchó gritar a sus compañeros a falta de cinco minutos desde su área para que mantuvieran una concentración plena.

En el segundo duelo ante los anfitriones, el Athletic no quiso cumplir el simple papel de mero espectador. Aquí apareció un equipo con más brío y determinación. Pese a jugar como anfitrión, el Mainz pasó la mayor parte del tiempo a la espera de cuajar un contragolpe. Ver a los rojiblancos dominar hizo despertar a los pocos hinchas vascos que se acercaron al duelo, apenas una docena que a falta de diez minutos comenzaron a entonar «Athletic, Athletic» que sorprendió a todo el estadio y que fue respondido por niños renanos con cánticos en favor de los suyos.

El tramo final del duelo se convirtió en un infructuoso asedio rojiblanco a la portería del Mainz. Sin embargo, el único camino hacia el gol que veían los de Berizzo eran los saques de esquina que una y otra vez lanzó Beñat desde la banda derecha. El de mayor sustancia fue uno a falta de dos minutos que convirtieron en una jugada de estrategia. Balón al segundo palo a Ganea, que conectó una volea defectuosa aunque con cierto peligro porque la pelota fue a portería con bote.

El objetivo de Berizzo era dar 90 minutos a la mayor parte de su segunda unidad. El resultado fue un equipo que fue de menos a más y que se mantuvo firme en defensa, aunque débil en ataque. Aunque poco importe en lo que a la preparación se refiere, la Fiorentina se ha llevado la Opel Cup por el mayor número de lanzamientos a puerta realizados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos