Jagoba Arrasate se pasó casi todo el partido de pie en el área técnica. / ep

«Es un punto muy sufrido y le doy mucho valor porque el Athletic te lleva al límite»

Arrasate admite que le hubiera gustado «atacar más y tener más el balón, pero no nos dejaban»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

Jagoba Arrasate estaba satisfecho con el empate cosechado en San Mamés, que su equipo sudó hasta el último segundo. Nada más acabar el partido, el entrenador de Osasuna ha destacado el enorme trabajo de sus jugadores y se ha felicitado por sumar ante un rival que puso por las nubes. «Es un punto muy sufrido y le doy mucho valor porque el Athletic te lleva al límite», ha confesado el vizcaíno, quien ha admitido con naturalidad que los rojiblancos habían superado a los rojillos durante muchísimas fases del derbi. «Estoy contento porque nos hemos esforzado al máximo y hemos trabajado ante un rival que sabemos cómo se las gasta de local. Somete a los contrarios y los lleva al límite», ha remarcado el de Berriatua.

Arrasate ha constatado que Osasuna no pasa por su mejor momento, pero ha valorado que haya sido capaz de competir contra el Athletic. Un Athletic que ha generado peligro, tenido el control del choque y sin embargo no ha podido sentenciar en los momentos de la verdad. «Hemos tenido la última de Manu Sánchez -Simón salió vencedor en el uno contra uno en el minuto 90-, pero tampoco hubiese sido justo», ha comentado el técnico. Por supuesto que le hubiese gustado manejar «más el balón y atacar más», pero fue contundente cuando se le preguntó por qué no lo hizo Osasuna. «No nos han dejado», recalcó sincero. «Ellos aprietan tan bien adelante y sus centrales ganan todos los duelos en el centro del campo que solo hemos podido ganar la pelota una vez, con Manu Sánchez. Conquistar sus espacios es muy difícil porque lo hacen muy bien».

El preparador de Osasuna destacó que su equipo no perdió el «orden» pese a la superioridad rojiblanca y que en este sentido mejoró «respecto a la semana pasada», cuando fue barrido por la Real Sociedad. Arrasate alabó a los bilbaínos y su manera de «defender hacia adelante. Lo hace muy bien. Queríamos darles más sustos, aunque no ha sido posible. El Athletic tiene en casa un ritmo altísimo, variantes ofensivas y cambios de mucho nivel. Somete tanto al rival que si no eres fuerte mentalmente y físicamente al final acabas cayendo de maduro. Hemos aguantado», se ha felicitado.