Borrar
Jauregizar y Gerenabarrena, en la sala de prensa de los equipos de cantera en Lezama J. P.M.
Jauregizar: «¿Quién me iba a decir a mí que iba a vivir esta locura?»

Jauregizar: «¿Quién me iba a decir a mí que iba a vivir esta locura?»

El de Bermeo, que al principio de temporada apuntaba al Basconia y acabó en la gabarra, considera que «los premios llegan por el trabajo que haces día a día»

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 24 de abril 2024, 11:52

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«¿Quien me iba a decir a mí que iba a vivir esta locura?» MIkel Jauregizar todavia está asimilando todas las nuevas sensaciones que ha experimentado en el último mes. Al principio de temporada apuntaba al Basconia y ha terminado subido a la gabarra después de que el Athletic ganara la Copa, y ha ayudado al Bilbao Athletic a conseguir al ascenso a Primera Federación. A sus 20 años, el mediocentro de Bermeo ha tenido que digerir muchas emociones pero tiene claro que «los premios llegan por el trabajo que haces día a día».

Ha sido una de las piezas claves en el esquema de Carlos Gurpegui en el filial para completar una gran temporada con el Bilbao Athletic, y el quinto jugador en debutar a las órdenes de Ernesto Valverde esta campaña. Se unió de esta forma a Imanol, Unai Gómez, Prados y Egiluz, que también tuvo su estreno en competición copera.

Y ha logrado compaginar el salto al primer equipo manteniendo la cabeza fría y sabiendo en todo momento dónde estaba. «Lo he llevado bastante bien. Siempre he sabido que el Bilbao Athletic era mi sitio y todo lo que ha llegado depués me lo he tomado como un premio. También es verdad que me han ayudado mucho tanto los compañeros, el staff técnico y en casa diciéndome que tenga los pies en el suelo. Esa ha sido la clave».

Colaborar en la consecución del título cuarenta años después le ha permitido ver cumplido «el sueño que todo niño tiene en Bizkaia». A él también le contaba siempre su aita cómo había sido la primera gabarra,«y no sabíamos si iba a volver a pasar». Por eso, el gol de Iñaki Williams contra el Barcelona que contribuyó a superar los cuartos destapó su primeras emociones. «Lloré porque la tensión era grande». El resto fue «una locura. Estoy muy orgulloso de haberlo conseguido».

La categoría «ideal»

El fin de semana pasado ayudó al filial a certificar el ascenso a falta de tres jornadas para que termine la temporada. El equipo rojiblanco fue a Zubieta con la idea de logralo lo antes posible pero el partido se les complicó. «Cuando se puso un poco difícil la cosa miré a Gerenabarrena y con lo que me transmitió sabía que lo íbamos a sacar adelante. Ante la dificultad nos crecimos y pudimos sacar el punto que nos hizo campeones», ha señalado.

Para el de Bermeo, tanto su técnico, Carlos Gurpegui, como su segundo, Ander Murillo, «son gente normal». «Muy cercanos. Muy amigos. Nos intentan enseñar todo lo que saben». Y considera que la Primera Federación a la que han regresado es la categoría «ideal» para que los jugadores del filial puedan dar el salto al primer equipo. «Yo el año pasado no jugué en ella, pero cuando veía los partidos contra equipos el Barcelona o la Real había mucho nivel», ha concluido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios