Borrar

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dentro del despropósito en el que se convirtió la segunda parte del partido contra el Getafe, aunque haya que decir, citando a Bordalás, eso de que, «esto es futbol, papi»; después de los nervios y la ansiedad tras los dos errores groseros, casi en el ...

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios