«El fallecimiento de Txetxu Rojo nos ha entristecido muchísimo», dice Jon Uriarte

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Casi tres días después del fallecimiento de Txetxu Rojo, ocurrió el viernes en torno a las seis de la tarde, el Athletic publicó la reacción del presidente del club al deceso. En un vídeo de dos minutos, Jon Uriarte lamenta la pérdida de uno de los mitos de la entidad rojiblanca. «Su fallecimiento nos ha entristecido mucho», asegura el máximo mandatario del club, que recuerda que este martes por la tarde se celebrará una misa en su memoria en la Basílica de Begoña (19 horas), cerca de donde la leyenda nació y se encontró con un balón de fútbol.

Ese es uno de los tributos que se preparan. También los brazaletes negros que el equipo portará el jueves en el Benito Villamarín o el minuto de aplausos -nada de silencio por expreso deseo de Rojo- que se desarrollará en San Mamés en el duelo frente a Osasuna del 9 de enero (21 horas). «Por parte del club estamos trabajando en hacerle el mejor de los homenajes. Empezaremos este martes, el jueves portaremos brazaletes negros. Se le va a rendir un homenaje en Athletic Kantuz que se celebrará ese día -la fiesta en San Mamés que sirve de punto de inicio al 125 aniversario-. Y también habrá un acto en el partido contra Osasuna».

Nada de tristeza. Rojo quería «aplausos». «Es una señal de agradecimiento por su parte hacia todo lo que le ha dado el club y todo lo que le ha dado la afición athleticzale. Txetxu fue una persona que quiso vincular toda su carrera al club, es el One Club Man por excelencia. A sus espaldas tiene 17 temporadas. Es una leyenda, un ejemplo para todos nosotros y es algo que queremos inculcar a los más jóvenes de nuestro club», termina.