Alkorta: «El jugador de Lezama tiene que ganar en todo, desde alevines»

Andoni Bombín, Rafa Alkorta y Andoni Ayarza./Jordi Alemany
Andoni Bombín, Rafa Alkorta y Andoni Ayarza. / Jordi Alemany

El director deportivo del Athletic ha presentado el nuevo proyecto de cantera, que busca un jugador competitivo, acostumbrado a presionar arriba y al juego vertical

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

«Queremos ganar en todo, desde alevines. El objetivo es ser top, para ello contamos con los mejores entrenadores, el mejor material y las mejores instalaciones. Tenemos valores pero nos gusta ganar». Así de alto y claro lo ha proclamado este mediodía Rafa Alkorta, director deportivo del Athletic, en presencia del presidente Aitor Elizegi y de José Ángel Iribar y Manolo Delgado, al presentar su proyecto para Lezama. Una lista de tareas a tres años vista, para forjar un tipo de canterano que «se sienta orgulloso de ser del club, aunque permanezca en él uno o veinte años», en palabras de Andoni Ayarza, miembro de la dirección deportiva. «Cada vez nos cuesta más fichar fuera. Nuestros mejores fichajes tienen que venir de las categorías inferiores», ha remachado Alkorta, quien, a la pregunta de qué actitud busca en la 'factoría' del Athletic, ha respondido con sencillez: «Trabajo y honestidad».

Su colaborador Andoni Bombín, responsable de metodología, ha aportado algunas ideas sobre el modelo de jugador que busca el Athletic. «Queremos que esté acostumbrado a la presión colectiva, alta, que recupere el balón pronto, no especule en ataque y sea vertical, que juegue junto y siempre un ritmo alto», ha precisado Bombín, quien ha añadido que algo de ello se ha visto la temporada pasada en el Athletic de Gaizka Garitano. Como resumen, ha agregado el técnico, un canterano rojiblanco debe exhibir, dentro del capítulo de los valores y la formación, el rasgo de la competitividad.

Sin un sistema fijo

Rafa Alkorta recordó que él y sus colaboradores no han elaborado un proyecto nuevo porque crean que hay aspectos urgentes que necesitaba un cambio. «Estaba todo bien. Había grandes profesionales, pero nosotros tenemos otra idea», ha explicado. Parte de esa idea está reflejada en las indicaciones de Bombín sobre el juego que se verá Lezama desde las categorías inferiores hasta el primer equipo. «No vamos a sujetarnos a ningún sistema. No todos los entrenadores van a jugar igual a lo largo del tiempo», explicó. Se trata, por el contrario, de dar libertad a los técnicos a partir de una base previa que, en el aspecto defensivo, basculará sobre la línea de cuatro y en la que cada entrenador podrá introducir variaciones. «Nuestros jugadores tienen que estar preparados para cambiar de sistema, aunque el combinativo será el que más vamos a desarrollar», ha dicho Bombín.

El responsable de metodología también ha explicado que en los entrenamientos de Lezama se introducirán las sesiones individualizadas, que en el primer equipo correrán a cargo de Gurpegui y Tiko, y podrán desarrollarse agrupando a jugadores por posiciones. Todos los equipos, desde el cadete para arriba, tendrán un preparador físico fijo, y la categoría alevín quedará con un equipo menos, como ya ha ocurrido este año. Será a partir del juvenil nacional cuando el Athletic comenzará a exigir resultados a los canteranos, un rendimiento acorde a los patrones del fútbol profesional.

Sin embargo, la dirección deportiva del Athletic no olvidará, sino que reforzará las antenas fuera de Lezama y de sus 159 clubes convenidos, 139 de ellos en Bizkaia. Rafa Alkorta recordó que el club rojiblanco recibe todos los años «quince o veinte» correos electrónicos de fuera de Euskadi sobre chicos que «han nacido aquí, cuyos padres marcharon fuera y que están destacando en otros equipos». «Hay muchos más niños en esa situación de lo que se cree».